• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Cómo educar a tus hijos para que no sean narcisistas

07/04/2016

Todo el mundo puede reconocer a una persona narcisista: es vanidosa, se cree merecedora de un trato especial, sobrevalora sus habilidades y carece de empatía.

Es un problema de la personalidad que debe afrontarse pronto ya que los rasgos narcisistas pueden aparecer en niños desde los siete años, la edad en la que comienzan a compararse a sí mismos con los demás. 

Los niños narcisistas se sienten superiores y necesitan ser admirados. Pero también son agresivos, tienen tendencia a acosar a otros, sufren una gran frustración cuando las cosas no son como ellos quieren y pueden tener problemas para mantener relaciones sociales.

Es muy importante saber diferenciar a los niños con una alta autoestima, satisfechos con ellos mismos y con los demás, de los que tienen una personalidad narcisista. 

¿Por qué aparece el narcisismo?

Hay diversas causas. Una de ellas es que el niño haya estado expuesto a maltrato o que se le haya ignorado, y acabe compensando la falta de cariño y la desconexión de sus seres queridos con una coraza de protección que le hace creerse que es especial, increíblemente bueno, con derechos especiales. 

Otra de las razones por las que aparece el narcisismo es que los niños hayan crecido sin límites, en un ambiente permisivo. Estos serán posteriormente adolescentes que sienten que deben conseguir todo lo que quieren aquí y ahora, que no aceptan un no por respuesta, y que reaccionan con agresividad cuando los padres intentan establecer límites.

Un estudio reciente realizado por investigadores holandeses descubrió también que educar a los hijos dándoles a entender que son "especiales" y "superiores" a los demás hacía que con el tiempo se convirtieran en adolescentes y adultos narcisistas.

El narcisismo es semilla de violencia

El narcisismo puede fácilmente desembocar en problemas mayores como la violencia. Detrás de muchos de los adolescentes que agreden a sus padres hay niños narcisistas, hedonistas y ególatras, pequeños dictadores que han crecido imponiendo su ley y que al llegar a la adolescencia, si no se salen con la suya, reaccionan con violencia.

Cuando un niño narcisista cree que no cuenta con la admiración que se merece por parte de los demás, se siente humillado y tiende a comportarse de una manera agresiva.

Un reciente estudio español realizado por la Universidad de Deusto ha concluido que hay una estrecha relación entre narcisismo y agresiones de hijos a padres, y considera este tipo de personalidad como posible predictor de violencia. El narcisista tiene además un riesgo mayor de sufrir depresión, ansiedad o drogadicción.

Se debe actuar precozmente

¿Se puede hacer algo para evitar que un niño acabe convertido en un adulto narcisista? sí, pero es conveniente actuar precozmente, entre los 7 y los 12 años de edad, cuando comienzan a mostrarse los primeros síntomas de una personalidad narcisista.

Hay que estar atentos a señales como el no cumplimiento de las normas, la intolerancia a la frustración, las rabietas o las conductas agresivas cada vez que el niño no consigue lo que quiere. Es importante, no obstante, diferenciar la rebeldía normal que caracteriza determinados momentos del desarrollo, los portazos o una palabrota o una frase hiriente dicha al padre o la madre en un momento de enfado y discusión durante la adolescencia, de los casos en que estas conductas son repetitivas y la violencia prácticamente caracteriza la relación.

Puede ser de gran ayuda acudir a un profesional y buscar algún tipo de terapia (por ejemplo, terapia de grupo, terapia familiar o psicoterapia). Esperar demasiado puede provocar que el niño, ya convertido en un adolescente convencido de su perfección, sea incapaz de asumir la visión de los demás y rechace la terapia. 

La importancia de decir "te quiero"

Tu afecto y dedicación como padre será muy importante para conseguir que tus hijos tengan una alta autoestima, pero hay que evitar hacerles creer que son especiales o superiores a otros niños. Cuando un padre intenta fortalecer la autoestima de los niños, muchas veces sin darse cuenta contribuye a que este último se sobrevalore. 

¿Cómo puedes, en definitiva, educar a tus hijos con una sólida autoestima sin que sean narcisistas? Diles "te quiero" en lugar de darles a entender que son "especiales". Puede parecer una receta simple, pero es un buen punto de partida.

Acceso a las fuentes de consulta:

El Narcisismo, semilla de agresiones de hijos a padres. La Vanguardia. [Fecha de consulta: 04/03/03]

How not to raise a narcissist. PBS Newshour. [Fecha de consulta: 04/03/03]

Narcissism in children has many causes, but it can be addressed. The Washington Post. [Fecha de consulta: 04/03/03]

Comparte