Triangle Pikler, un juego motriz lleno de posibilidades

Triángulo Pikler
19/10/2021
  • Fabricante: Ludimat Artesano
  • Categoría: Juego de ejercicio
  • Edad recomendada: De 6 meses hasta 5 años
  • Nº de jugadores: 1 o 2 
  • Método: Pedagogia Pikler. 

Capacidades que potencia

  • Actividad individual 
  • Atención 
  • Coordinación de movimientos
  • Equilibrio
  • Creatividad e imaginación

Los más pequeños convierten todo lo que ven en un juego, así es como conocen e interactúan con el mundo. Es el momento perfecto para desarrollar sus destrezas empujadas por el afán de exploración.

El triángulo Pikler es un espacio de juego motriz donde los niños pueden subir, bajar, pasar por debajo, subir hasta arriba del todo, deslizarse por la pendiente o bien inventar nuevas vías de juego poniendo a prueba su imaginación y por supuesto entrenando sus habilidades motoras de forma libre, autónoma e intuitiva.

Para saber más

Este material sencillo e intuitivo surge de la propuesta pedagógica de Emmi Pikler.

Pikler fue una pediatra nacida en Viena que creía firmemente en la capacidad de un niño para desarrollarse de forma autónoma. Puso en práctica sus teorías respecto el movimiento libre y el vínculo emocional, hacia el año 1946 a un orfanato en Budapest. Este orfanato se conoce actualmente como Instituto Pikler y se mantiene como centro de referencia internacional.

A partir de todo el trabajo científico de observación y reflexión que llevó a cabo, Emmi desarrolló una serie de principios pedagógicos que proponen una manera diferente de mirar a los niños, promoviendo un cambio de rol en la relación de los padres y los educadores frente al niño fomentando el respeto y la confianza hacia los más pequeños. Destacamos a continuación algunos de sus principios básicos:

  • Autonomía de los niños: Los niños tienen capacidad para aprender por sí mismos.
  • Necesidad de favorecer al niño en la toma de conciencia de uno mismo y del entorno: El adulto debe dar seguridad emocional al niño para que éste se pueda centrar en el movimiento de su cuerpo.
  • Relación afectiva y privilegiada: Las familias deben dar seguridad respetando los ritmos de desarrollo de cada niño.
  • Importancia de la salud física, ya que ésta permitirá una mejor salud mental.
  • Motricidad libre: El niño se mueve por iniciativa y eso le hace sentirse competente. El movimiento libre constituye uno de los elementos determinantes entre la relación del niño y del adulto.

De estos principios surgen los diferentes materiales Pikler, como es el Triángulo Pikler y muchos otros, con el objetivo de ofrecer a los niños una oportunidad de moverse de forma natural en función a su capacidad innata, experimentar con el su cuerpo y dominarlo.

Valores educativos y de salud

Buscaremos un espacio en casa seguro y tranquilo para el niño donde pondremos el triángulo Pikler. Si no está acostumbrado al movimiento libre de su infancia, ponerlo encima de una alfombra. Lo podemos dejar de forma fija o bien sacarlo en momentos puntuales del día.

Esta propuesta de juego facilita en el niño la exploración de los movimientos, la asunción de retos y la autonomía. En cuando consiga hacer o llegar allí donde se ha propuesto, su autoestima se verá reforzada. Para alcanzar sus objetivos probará diferentes estrategias para subir y, aún más para bajar. Y, cuando coja confianza fácilmente, buscará nuevas formas con más riesgo y dificultad: gatear, ponerse de pie, subir escalones, bajarlos de dos en dos, tirarse por la rampa, balancearse…

En esta propuesta, el adulto no interviene, dejando fluir la actividad, permitiendo la autonomía del niño y apoyando sus exploraciones con nuestro ánimo y mirada atenta.

Para el niño es un esfuerzo coordinar los movimientos que ponen a prueba sus habilidades y destrezas motrices. El niño aprende a su ritmo, desde su curiosidad, libertad y autonomía dando pie a reforzar el vínculo emocional con el adulto.

A la vez, este juego nos facilita la capacidad de creación e imaginación del niño. El triángulo se puede convertir en un árbol, una casa, una carretera, ¡e incluso un barco!

Juego recomendado por:

Marinva - Joc i Educació