• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Soplador de nubes de espuma, ¡no podrán parar de soplar!

Niña jugando con pompas de jabón
05/02/2020
  • Categoría: Juego de construcción
  • Edad recomendada: + 4
  • Nº de jugadores: A partir de 1
  • Materiales: Una botella pequeña o grande (saldrá más o menos espuma dependiendo del tamaño), tijeras, un calcetín (aprovechad para reciclar los que misteriosamente se quedan sin pareja) y una goma elástica. Para hacer la espuma: plato o bandeja, agua y jabón lavavajillas. El colorante alimentario es opcional. 

Capacidades que potencia:

  • Actividad individual y asociativa.
  • Coordinación de movimientos.
  • Creatividad.
  • Observación.
  • Orientación espacial.

¿A quién no le gusta soplar burbujas? Ver sus colores tornasolados y perseguirlas para ver donde explotan, es uno de los mejores juegos tanto para pequeños como para mayores. La propuesta del soplador de nubes de espuma es un juguete fascinante de donde salen burbujas y más burbujas que se van superponiendo. ¡A los pequeños les faltarán dedos para hacerlas explotar!

Es un juego ideal porqué su construcción con materiales caseros es muy sencilla y a la vez su resultado es espectacular. Dado que se realiza con agua, lo mejor es jugar en un lugar exterior (terraza, balcón, patio) o bien en un interior con el suelo cubierto (un hule con un dibujo de césped se muy sugerente) o en una bañera. No solo para que no se ensucie el suelo y resbalen, sino también para que tengan un buen espacio que les dé libertad de movimiento.

¿Cómo construirlo?

  1. Recortaremos la botella por la mitad. Si los niños son pequeños mejor que lo haga el adulto ya que hay que hacer cierta presión.
  2. Cortamos el extremo del calcetín o cuadrante de tela de algodón y cubrimos con él la parte de la botella recortada.
  3. Con la ayuda de una goma elástica lo fijamos en la botella.
  4. En un plato o bandeja colocaremos dos partes de agua por una de jabón (Recomendamos Fairy, no decimos nada de cómo lava los platos, pero para la creación de espuma, ¡es una muy buena opción!) Y mezclar. 
  5. Y aquí comienza la fiesta: se ha de impregnar el calcetín en el jabón y acto seguido soplar. Si queréis que la espuma salga de colores, hay que aplicar unas gotas de colorante alimentario sobre el tejido. Veréis cómo saldrá una cascada de burbujas preciosas.

El juego tiene múltiples posibilidades: crear nubes y jugar a que vayan subiendo, fabricar serpientes de burbujas, crear pequeños copos en el suelo que formen dibujos, etc. Si además se utiliza colorante alimentario el juego cobra una gran belleza.

Valores educativos y de salud

Se recomienda a partir de los cuatro años dado que el juego consiste en soplar, y los más pequeños pueden tener dificultades, o incluso aspirar el jabón en lugar de soplarlo. Cuando se impregna el calcetín, si se hace poco a poco, la espuma tendrá más consistencia. Eduquemos a los niños en la paciencia, en el trabajo bien hecho para obtener buenos resultados. En el mundo que les rodea en que todo es inmediato (móviles, ordenadores, tabletas...) estos juegos, que necesitan de cierta lentitud, les enseña que todo requiere de tiempo diferente y que la paciencia hace más emocionante el resultado.

Es perfecto para que puedan jugar varios niños, ya que su construcción es muy sencilla y se pueden crear diferentes sopladores, desarrollando su capacidad de socialización. Si queremos alargar la actividad se pueden decorar los sopladores con rotuladores permanentes, favoreciendo la habilidad manual. Los grandes gusanos de espuma permiten a las criaturas desarrollar la observación y el embeleso. ¡Las madres y padres también se sorprenderán con el resultado!

A los niños mayores se les pueden introducir conocimientos científicos aprovechando su motivación por el juego. La espuma es un elemento muy curioso, ya que no es líquido, ni sólido, ni gaseoso. Cada burbuja contiene un poco de agua y un poco de gas, formando lo que se denomina coloide (es decir, que está formado por dos o más fases a la vez). De este modo aprovechamos su curiosidad para que aprendan jugando sobre elementos físicos que rigen el mundo que les rodea.

Juego recomendado por:

Marinva - Joc i Educació

Comparte