• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Scott Pilgrim contra el mundo

Scott Pilgrim contra el mundo
29/12/2010

Género: Beat’em up con elementos RPG
Plataformas: PS3, Xbox 360
Versión analizada: PS3
Desarrollador: Ubisoft Montreal y Ubisoft Chengdu
Distribuidor: Ubisoft y Universal Studios
Idioma: Español
Edad recomendada: PEGI 12
Contenidos: Violencia
Jugadores: 1-4
Precio: 9,95 €

Página web del videojuego: http://www.ubi.com/ES/Games/Info.aspx?pId=8917

La trama es un clásico chico conoce a chica pero... Scott Pilgrim se enamora de Ramona Flowers, pero para que su relación prospere deberá derrotar a sus siete malvados ex novios. Parece sencillo, pero en el camino se interpondrán toda clase de peligros, empezando por los inevitables quinquis y pasando por robots, ninjas o incluso zombies. En este surrealista universo cabe cualquier cosa y hay múltiples influencias tomadas de cómics, películas, series de televisión y videojuegos, todo ello aplicado en clave humorística.

Es, por tanto, un yo contra el barrio, aunque la tradicional definición del género, beat’em up (derrótalos a todos), ya es bastante explícita: aporrear botones para repartir mamporros a los facinerosos, ya sea con ataques cuerpo a cuerpo o empleando objetos del escenario como arma, hasta enfrentarse a su líder (algún ex novio) y dejar limpia esa zona tras derrotarlo. Al lograrlo se obtiene dinero que puede emplearse en mejorar los atributos del jugador en las diversas tiendas que hay en la ciudad. Para tan noble causa, Scott puede contar con la ayuda de otros tres personajes jugables y de diversos movimientos especiales e invocaciones a otros personajes que no se pueden controlar. Dentro de los niveles se ocultan además fases de bonificación que permiten acortar segmentos del viaje y ganar un dinero extra.

Hasta aquí nada nuevo, pero el principal atractivo radica en que rejuvenece con desparpajo un género denostado desde hace más de una década. Es un homenaje a las raíces del videojuego tanto en mecánica como en el aspecto audiovisual: diseños pixelados, animación tradicional y compases y efectos por sintetizador. Sin ser un prodigio técnico, adapta su viejo aspecto a las más altas especificaciones actuales, de modo que resulta un gran exponente del retro actual para consolas.

Con todo, el periplo de Scott no es perfecto y se ve lastrado por una mecánica repetitiva, cuelgues esporádicos, falta de legibilidad al jugar con varias personas y llenarse la pantalla de enemigos y ausencia de modos online. Pero son cuestiones menores dado el despliegue de divertidas situaciones de las que hace gala, más aún por el precio al que sale a la venta. Su nivel de violencia es paródico y asequible a todas las edades, aunque se recomienda para jóvenes, y especialmente para consumidores de cultura pop de los 90 y lectores de los cómics originales. Conviene recalcar que dada su elevada dificultad es mejor jugarlo en grupo.

Etapa: 

Comparte