• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Receta de legumbres frescas: alimentos con una considerable proporción de proteínas de buena calidad biológica

Sopa de guisantes y menta
27/03/2013

En marzo comienza la temporada de recolección de habas y guisantes y durará hasta el mes de mayo. Aunque se recolectan únicamente durante tres meses, podemos seguir disfrutando de estas legumbres todo el año, gracias a que pueden consumirse secos o en conserva y a que admiten muy bien la congelación.

Las habas y los guisantes son alimentos con una considerable proporción de proteínas de buena calidad biológica, sobre todo si se complementan con un cereal (pan, arroz, etc.). También nos aportan energía gracias a su elevado contenido en hidratos de carbono. Son una buena fuente de vitaminas, minerales y de fibra dietética. Son por tanto un alimento muy nutritivo que debe estar presente en nuestra alimentación como mínimo 2 veces a la semana.

Las habas y guisantes se consideran legumbres frescas, ya que dentro de este grupo de alimentos son de los pocos que pueden comerse crudos. Sin embargo, la mejor opción para comerlos es cocidos, ya que al hervirlos los hacemos más digeribles. Se pueden consumir de diversas maneras: en cremas, sopas, purés, guarniciones, menestras, tortillas...

Normalmente, para el consumo, separamos la cáscara de las semillas. En el caso de consumir sólo las semillas, de un kilo de habas o guisantes se obtienen entre 250 y 300 gramos de grano. Sin embargo, aunque es poco conocido, la cáscara de este alimento también es comestible y se considera una excelente guarnición.

Como se ha comprobado que cocinar con los niños hace que mejoren los hábitos alimenticios, una buena actividad para realizar con ellos es separar las vainas de las semillas, ya que puede convertirse en un juego.

En esta ocasión os presentamos dos recetas muy sencillas para comer guisantes y habas de una forma diferente, pero veréis que tienen una cosa en común. Tanto unos como otros combinan muy bien con la menta, que aporta frescura.

Sopa de guisantes y menta

Ingredientes para 4 personas

  • 400 gramos de guisantes (pueden ser congelados)
  • 400 mililitros de agua
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Hojas de menta fresca

Elaboración

  1. Hervir el agua y verter los guisantes.
  2. Triturar todo hasta hacer una sopa.
  3. Añadir el aceite de oliva mientras vais triturando, para que emulsione.
  4. Poner en el punto de sal. Colar.
  5. Trinchar la menta pequeña y mezclar con la sopa.
  6. Puede servirla fría o caliente.

Habas rehogadas con calamares

Ingredientes para 4 personas

  • Un kilo de habas desgranadas
  • 4 calamares medios
  • 4 cebollas tiernas
  • 2 ajos tiernos
  • Medio manojo de menta fresca
  • Media hoja de laurel
  • Perejil
  • Una copita de anís o vino dulce
  • Sal, aceite de oliva

Elaboración

  1. Limpiar los calamares y trocearlos.
  2. Pelar y trinchar las cebollas y los ajos.
  3. En una cazuela con un chorrito de aceite, rehogar lentamente la verdura.
  4. Añadir los calamares. Salar y cocer despacio.
  5. Añadir las hierbas aromáticas y las habas. Reservar unas hojas de menta para el final.
  6. Remover todo. Añadir el licor. Salar un poco.
  7. Agregar un poco de agua y tapar.
  8. Cocer unos 10-15 minutos dependiendo del tamaño y lo tiernas que estén las habas.
  9. Servir con la menta por encima.

Observación

Puede añadirse un poco de tomate triturado, un trozo de canela o vino blanco en vez de anís.

Receta elaborada por: 

Fundació Alícia

Comparte