• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

La rayuela, un juego de puntería, equilibrio y diversión

Rayuela
30/06/2014

Saber saltar a la pata coja y tener una buena puntería es todo lo que necesitas para jugar a la rayuela.

Si dispones de una tiza o un trozo de madera y una piedra plana, ya puedes dibujar las casillas en el suelo y empezar a jugar saltando de casilla en casilla. Pero vigila... ¡no vale pisar las líneas!

  • FabricanteLa mayoría de las veces se dibuja en el suelo manualmente. Sin embargo, hay algún fabricante que la elabora con espuma de alta densidad.
  • CategoríaJuego de reglas, habilidad.
  • EdadA partir de 4 años.
  • Nº jugadoresSe necesitan 2 jugadores como mínimo.
  • Tiempo de juegoNo hay un tiempo determinado, dependerá del número de jugadores.

Saber más

La rayuela es un juego tradicional conocido y jugado en la mayoría de países del mundo. Depende del lugar donde se juegue, pueden variar ligeramente las reglas y el nombre del juego. Por ejemplo, en la Comunidad Valenciana lo conocen con el nombre de Sambori, en la Garrotxa como Nonet, en el Ripollès lo llaman Palet y en las Islas Baleares, Xinga. En general, en catalán recibe el nombre de Xarranca. La Marelle se utiliza en Francia, Amarelinha en Brasil, Avió en Bolivia, Hopscotch en Inglaterra y Estados Unidos, etc. 

Para empezar a jugar, se dibujan 8 cuadrados en el suelo. A veces, se dibujan también dos semicírculos: la Tierra (donde se empieza) y el Cielo. Dicen que este dibujo simboliza el recorrido de la vida desde su inicio hasta la llegada (su final).

La mecánica del juego es la siguiente: por turnos, se tira una piedra plana en la casilla que toca. Se empieza por la casilla 1 y se va subiendo sucesivamente hasta llegar a la 8. Es necesario que la piedra caiga dentro de la casilla, sin tocar las líneas. Entonces, se hace el recorrido de la siguiente manera: hay que pasar por todas las casillas, excepto por la que tiene la piedra (que se tiene que saltar), todo a la pata coja y sin pisar las líneas ni tocar el suelo con el otro pie. 

Al llegar a las casillas en cruz, si ninguna de las dos tiene la piedra, puede ponerse un pie en cada una simultáneamente. Al llegar a las casillas 7 y 8 hay que girar, saltando 180º, y volver al principio. Cuando se está en la casilla anterior a la de la piedra, hay que agacharse y cogerla, y completar el recorrido de ida y vuelta. En el caso de disponer de la casilla “Cielo”, ¡allí se puede descansar!

Si se consigue hacer todo el recorrido sin fallar, se continúa tirando la piedra, ahora en la casilla número dos y así sucesivamente. Cuando no se acierta con la piedra en la casilla, o bien se pisa alguna línea o se toca el suelo con el otro pie, se pierde el turno y se pasa al siguiente jugador. Cuando se reanuda el juego, se hace desde la casilla donde se ha fallado, y así hasta conseguir completar todo el recorrido. Quien primero lo consiga, gana.

Valores educativos y de salud

Se trata de un juego físico de habilidad motriz donde, además de la buena coordinación de movimientos, la puntería y el equilibrio resultan claves para alcanzar el objetivo del juego.

Además, favorece el autocontrol al tener que aprender a esperar y respetar el turno, y desarrolla defensas contra la frustración.

iconos Rayuela 

  • Cuándo jugar: es un juego muy apropiado para jugar al aire libre, en un parque o en el patio de la escuela, aunque también venden lonas o alfombras para poder jugar en el interior de casa. Eso sí, se necesita un espacio amplio para poder moverse con soltura.
  • Cómo compartir el juego: es un juego para jugar en grupo y para todas las edades, que facilita la socialización con otros niños, aunque sean de diferente edad, y fomenta el juego en familia. ¿Quién de nosotros no recuerda haber jugado a la rayuela? ¿Nos atrevemos a jugar de nuevo?
  • Dónde y cómo guardarlo: si es artesanal, basta con borrar el dibujo y volverlo a pintar cuando se quiera volver a jugar. Si es de espuma, se monta y desmonta con facilidad, además de poderse limpiar. También podemos encontrar rayuelas de lona plastificada y ropa, que se pueden enrollar. De todos modos, ¡no hay nada como saltar en un parque o en un patio!

Juego recomendado por:

Logo_Marinva

Comparte