• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Puzzles de fruta, una manera original y divertida de comer fruta

Zumo de mandarinas con brochetas de pomelo y naranja
30/01/2012

¿Cómo pueden los niños aprender a comer mejor? Todos sabemos que la fruta es un grupo de alimentos muy beneficioso para el cuerpo que nos aporta agua, vitaminas, minerales y fibra; y por tanto debe estar presente cada día en nuestra alimentación.

Hay que aprovechar la fruta de temporada, ya que es la que se encuentra en el mejor momento de madurez, calidad y también precio. En invierno tenemos poca variedad. Sin embargo, es la época de máximo esplendor de un grupo de frutas muy interesante: los cítricos.

Los cítricos por excelencia son las naranjas y las mandarinas/clementinas, pero también lo son los pomelos, limones, limas, etc. La característica más conocida es su riqueza en vitamina C, beneficiosa para mantener una buena salud.

El consumo de fruta en la edad infantil es inferior al que recomiendan los expertos, y por lo tanto os proponemos una forma divertida de conocer las frutas y probarlas, y así aumentar el consumo. Os proponemos lo que hemos llamado "puzle de frutas", que consiste en elegir tres frutas y combinarlas para hacer todas las elaboraciones que podamos imaginar.

A continuación un ejemplo: hemos escogido mandarinas, naranjas y pomelos y os hemos propuesto dos recetas con los mismos ingredientes:

Sopa de mandarinas con gajos de pomelo y naranja

Ingredientes para 4 personas

  • 1 pomelo rosa
  • 8 mandarinas
  • 1 naranja
  • Menta fresca

Elaboración:

  • Pelar la naranja y el pomelo, y haced gajos.
  • Disponer en un plato hondo.
  • Haga el jugo de las mandarinas con un exprimidor.
  • Trinchar hojas de menta fresca, mezclar todo y verter en el plato.

Zumo de mandarinas con brochetas de pomelo y naranja

Elaboración:

  1. Lavar las mandarinas, pelarlas todas menos una.
  2. Pase a todas ocho por una licuadora (la que no ha pelado también, así aprovechamos los aceites esenciales de la piel para dar un aroma diferente), verter este jugo en vasos.
  3. Pelar y cortar en trozos el pomelo y la naranja.
  4. Echa brochetas intercalando las hojas de menta fresca y ¡ponerlas en el jugo!

Receta elaborada por:

Fundació Alícia

Comparte