• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Palomitas de maíz, un snack divertido y saludable apto ¡para todos los públicos!

Palomitas
29/06/2016

Normalmente solemos comer palomitas de forma ocasional cuando vamos al cine o cuando estamos en casa viendo una película o serie, sin saber que si se cocina este alimento de forma adecuada y precisa puede aportar a nuestro organismo muchos beneficios además de un espléndido sabor. 

Las palomitas de maíz son un aperitivo elaborado a base de algunas variedades especiales de maíz, tales como la monarch butterfly ó el mushroom flake, dentro de las más conocidas. Y al contrario de lo que muchos piensan, son un alimento muy rico ya que tienen un alto contenido en vitaminas, fibra, polifenoles y antioxidantes, y por eso, pueden considerarse un snack saludable. 

Sin embargo, su fundamento nutritivo y saludable cambia según la manera como las cocinamos y los condimentos que adicionamos.

Usar más aceite de la cuenta para saltearlas en la sartén, utilizar mantequilla en vez de aceite para lograr más sabor, ser generosos con la sal o añadirles además queso, o azúcar para darles un punto dulce, son gestos que condicionan y desvirtúan el saludable aporte nutricional de este aperitivo. Por lo tanto, siempre y cuando, sean elaboradas de manera normal, podemos disfrutar de este alimento sin ningún tipo de remordimiento. 

Según un estudio científico de la Sociedad Americana de Química, una ración de palomitas contiene 300 miligramos de polifenoles, en comparación con los 160 miligramos de una ración de fruta, por lo que muchos empiezan a considerarlas como “las nuevas frutas”. Pero, ¡ojo!, esto no quiere decir que las palomitas pueden sustituir a las frutas y las verduras frescas dentro de una alimentación saludable, ya que las frutas y las verduras proporcionan vitaminas y otros nutrientes que las palomitas no tienen. 

Además de ser ricas en polifenoles, tienen un alto contenido en fibra pudiendo evitar así el estreñimiento. Asimismo, este tipo de fibra ayuda a disminuir el colesterol y el azúcar en sangre reduciendo así la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares.

También, proporcionan energía y son bajas en grasas y calorías, por lo que se consideran una buena opción para controlar el peso corporal. No contienen gluten, por lo que su consumo es apto para las personas con celiaquía o intolerancia al gluten, y por su bajo índice glicémico, podrían ser una alternativa para las personas que padecen diabetes

Pero como ya lo hemos dicho, todos estos beneficios de comer palomitas están directamente vinculados al hecho de comerlas solas, es decir, sin verterles sal, mantequilla u otros ingredientes. Pero, como la realidad es otra, y seguramente para una gran mayoría de personas, el comerlas al natural les resultaría poco o nada atractivo, lo que si puede hacerse es una buena selección de ingredientes naturales para su elaboración, tales como el aceite de oliva virgen extra, usar diferentes especias para potenciar el sabor y utilizar así menor cantidad de sal, o añadir azúcar moreno, miel o añadir frutos secos para las recetas dulces. 

Una recomendación importante para los padres es que tengan en cuenta que antes de los dos años, y en algunos casos, hasta los tres o cuatro, deben evitarse algunos alimentos cuya forma o consistencia pueda causar ahogamiento. Y dentro de este grupo están obviamente las palomitas.

Por lo tanto, a la hora de dar a probar este alimento a los niños, habrá que tener en cuenta algunas recomendaciones tales como: dar únicamente los granos que estén totalmente reventados, el maíz que no se reventó y el que se reventó a medias, podrían atorarse en la garganta y bloquear la respiración. Por lo tanto, se deberán seleccionar las palomitas antes de que el menor pueda comerlas y obviamente, se deberá vigilar al menor durante su ingesta hasta que poco a poco se vaya familiarizando con este alimento. 

A continuación, os enseñamos dos recetas fáciles y divertidas de palomitas, para que disfrutéis en casa todos juntos, ¡Esperamos que os agraden!

Palomitas con comino, ralladura de naranja y perejil picado

Ingredientes (para 4 personas)

  • 100 g de maíz
  • 1 cucharada de agua (10 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (10 g)
  • 1 cucharadita de café de sal (2 g) 
  • 1 cucharadita de café de comino (2 g)
  • Ralladura de 1 naranja
  • 5 g de perejil picado
  • 1 cucharadita de café de curry 

Elaboración

  1. Añadir en un bol hondo el maíz, 1 cucharada de agua, 1 cucharada de aceite y la sal.
  2. Remover, tapar con un plato, y cocer 4 minutos a máxima potencia (800 W).
  3. Añadir sobre las palomitas la ralladura de naranja, el comino, el perejil picado y el curry.
  4. Tapar y agitar.

Palomitas ¡con petazetas!

Ingredientes (para 4 personas)

  • 100 g de maíz.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (10 g).
  • 2 cucharadas de azúcar moreno (20 g).
  • 10 de petazeta.

Elaboración

  1. Añadir en un bol hondo el maíz, 1 cucharada de aceite y 2 cucharadas de azúcar moreno.
  2. Remover, tapar con un plato, y cocer entre 3 – 4 minutos a máxima potencia (800 W).
  3. Añadir sobre las palomitas los petazetas y mezclar.

Observaciones: las palomitas se deben consumir una vez se añadan los petazetas para que no se humedezcan.

Recetas recomendadas por:

Fundació Alícia

 

Comparte