• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Mario Party 9

Mario Party 9
28/03/2012

Desarrollo: ND Cube
Género: Minijuegos
Plataforma: Wii
Distribuidor: Nintendo
Edad recomendada: PEGI 3
Idioma: Totalmente en español
Precio: 49,95 €
Página web
Los recopilatorios de minijuegos basados en mundos de Mario Bros siguen apareciendo y no decepcionan. Es el caso de esta entrega, que incluye decenas de retos muy divertidos, siempre que se juegue en compañía.

La trama, como era de esperar, supone una mera excusa para implementar la versión para varios jugadores: el malvado Bowser roba las estrellas del firmamento y el grupo de amigos de Mario se propone recuperarlas, para lo que tendrá que superar varios tableros llenos de minijuegos, bonificaciones y penalizaciones.

En el modo principal pueden jugar hasta cuatro personas a la vez. Tras elegir a nuestro personaje favorito, recorreremos el tablero en un coche todos juntos. Los dados virtuales decidirán cuántas casillas avanzamos, mientras Bowser siembra el camino de sorpresas. Haciendo honor a su intención de ser un juego para fiestas con amigos, no existe la posibilidad de juego en línea, algo que por otra parte resulta chocante en estos tiempos.

Dado el elevado número de ítems posibles, la variedad de pruebas y los inesperados eventos que surgen, el tablero resulta ser un emocionante formato con horas de diversión. Además, la duración del juego está asegurada, puesto que hay varios tipos.

Aunque el modo estrella sea el tablero, existen otros para acceder a los minijuegos por separado; incluso, aunque no sea recomendable, existe un modo individual por si no se dispone de más jugadores.

Técnicamente no destaca en nada pero cumple con su cometido. Las animaciones son dignas, los entornos coloridos y llenos de imaginación, la música ameniza la partida y los textos están en español. La única pega, algo realmente extraño y grave, es que no se puede grabar la partida para continuarla en otro momento, de modo que la única forma de hacer un descanso es dejar el juego en pausa.

Las bondades de este juego se resumen en que las instrucciones son siempre sencillas; las pruebas, muy ingeniosas; los controles, asequibles, y propicia una sana competitividad si juegan cuatro personas a la vez. Es una compra ideal para amenizar veladas con familia y amigos, aunque por su tono inocente esté destinado especialmente a los más pequeños.

Comparte