• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

FlingSmash

FlingSmash
27/10/2011

Género: Acción, habilidad
Plataforma: Wii
Distribuidor: Nintendo
Idioma: Español
Edad recomendada: PEGI 3
Precio: 64,95 € (incluye mando Wii Plus)

Página web

Es habitual que los fabricantes de consolas ofrezcan sus últimos periféricos junto con algún juego para estimular las ventas. Por regla general, el juego en cuestión no es gran cosa pero entretiene y sirve para demostrar las bondades del nuevo controlador. Éste es el caso de FlingSmash.

Como título sin grandes pretensiones que es, cuenta con una trama manida: una isla tropical que alberga un gran poder ha sido ocupada por un malvado brujo y sus secuaces con ánimo de explotarla, por lo que su líder recurre a un héroe legendario para que les salve. Sin embargo, debido a la curiosa mezcolanza de géneros del juego y a su tono desenfadado, realiza dos aportaciones: por un lado, los distintos parajes de la isla han quedado repletos de unos extraños bloques que impiden el paso, y por otro el héroe (o heroína, a gusto del jugador) es una simpática bola con cara y extremidades.

Con semejantes elementos sólo se puede esperar la mecánica que se ha adoptado: la de superar fases rompiendo bloques con la bola-héroe a golpe del nuevo controlador, el Wii Plus. El juego consta de varias áreas compuestas por tres niveles cada una, más un enfrentamiento con un jefe. Para avanzar hay que abrirse camino por los niveles derrotando enemigos y recolectando la mayor cantidad posible de objetos, especialmente tres medallas que nos permitan recoger la perla sagrada del lugar. Una vez reunidas las tres perlas del área, se desbloqueará el enfrentamiento con el jefe, al que habrá que derrotar para acceder al siguiente destino.

El modo de juego es muy intuitivo: se trata de golpear con el mando en la dirección que queramos que tome la bola. Ésta choca con los obstáculos o enemigos que encuentra a su paso rompiendo o derrotando a los más débiles, rebotando sobre las superficies más resistentes y recogiendo los objetos que encuentra. Otras útiles propiedades del héroe son su capacidad para frenar en seco con un botón para corregir la dirección o las transformaciones que le producen ciertos objetos, tales como fragmentación y aumento de tamaño o fuerza.

Además, hay varios caminos y distintos tipos de obstáculos que obligan a pensar en las trayectorias que más nos interesa que tome la bola, al más puro estilo del billar. En este sentido, hay que destacar los retos aleatorios llamados “distorsiones espaciales” que encierran al jugador en un espacio reducido y le obligan a calcular una precisa trayectoria en un tiempo limitado para obtener una recompensa.

Dicho así, puede parecer un juego complejo, pero por su sencillez de control y su moderada dificultad no requiere demasiado esfuerzo para terminarlo y su duración es escasa. Sus incentivos para volver a jugarlo se reducen a conseguir más objetos en cada nivel para obtener mejores puntuaciones y desbloquear minijuegos. De todos modos, su modo cooperativo para dos jugadores puede contribuir a alargar su vida, porque tener dos bolas en pantalla al mismo tiempo es sumamente divertido.

En suma, un título que tener en cuenta siempre y cuando se piense adquirir el Wii Plus, porque exprime el periférico y, contando el precio del mando por separado, sale rentable.

Comparte