Félix, el niño que no quería lavarse

Ilustración del cuento "Félix, el niño que no quería lavarse"
25/01/2016

Como tantos otros niños, a Félix no le gustan nada los rituales de higiene personal. Y como tantas otras madres, la de Félix ya está harta de perseguirlo para que se ponga bajo la ducha.

Es por ello que desiste... y Félix queda libre de lavarse hasta que él quiera.

¡Pero cuidado! Ir sucio no es sólo cuestión de hacer peste o llevar restos de comida entre los dientes... Los virus y los microbios están por todas partes y cuanto menos se lave Félix ¡más fácil será contraer alguna enfermedad infecciosa!