¿Cómo cocinar para varios días?: Batch cooking

¿Cómo cocinar para varios días?: Batch cooking
31/01/2022

A todos nos ha pasado: llegamos a casa tarde, después de un día largo de trabajo, llevar a los niños a las extraescolares, etc, y aún tenemos que ponernos a cocinar la cena para toda la familia. Y te preguntas…¿Qué cocino ahora?

Para evitar esta situación, conjuntamente con la Fundación Alícia os presentamos un método tendencia: el batch cooking

El batch cooking o traducido literalmente del inglés “cocinar por lotes” es un método de organización de la cocina que consiste, como su propio nombre indica, en planificar y preparar varias elaboraciones destinando un tiempo concreto y concentrado en la cocina. Éste nos permite preparar diferentes platos o ingredientes que serán almacenados adecuadamente en la nevera o en el congelador, para así dejar preparadas las comidas a varios días vista, o incluso más. 

¿Cuáles son las ventajas del batch cooking?

  • Si lo planificamos bien, supone un ahorro de tiempo y de dinero, disminuyendo el desperdicio alimentario.
  • Nos libera de la carga mental que supone pensar menús al día.
  • Nos permite comer sano y variado, evitando recurrir a alimentos precocinados y/o ultraprocesados por la falta de tiempo o las prisas.

¿Cómo ponerlo en práctica?

A continuación os damos algunas recomendaciones para llevarlo a cabo de forma efectiva i eficiente:

  • Lo primero, planifica bien tus comidas y realiza una lista de la compra realista. Ten en cuenta cuántos sois en casa y también vuestras preferencias culinarias, para comprar los alimentos de temporada y de proximidad que más os apetezcan comer durante aquella semana.
  • Busca el momento para cocinar de forma concentrada. Por ejemplo, puedes organizarte para destinar un par de horas el domingo por la tarde y sí preparar las comidas de los primeros días de la siguiente semana o incluso de toda la semana.
  • Ayúdate de un “kit” básico de cocina formado por: cuchillos, tabla de corte, pelador, rallador y cubiertos, para cocinar con total comodidad. Este “kit” te permitirá pelar, cortar, picar… Pasos esenciales antes de ponernos a cocer propiamente. 
  • Empieza por realizar aquellas cocciones que necesiten de más tiempo, para poder elaborar simultáneamente otras cosas. Por ejemplo, mientras utilizas el horno o cocinas un guiso, puedes aprovechar para elaborar otras preparaciones básicas y rápidas a la plancha, al vapor o en el microondas.
  • Cuando inviertas tiempo en platos de cocciones largas, aprovecha para cocinar algunas raciones de más y así poderlas congelar para otro día u otra semana.
  • Aprovecha al máximo la capacidad del horno cociendo diferentes elaboraciones al mismo tiempo.
  • Si cocinas pasta u otros cereales, déjalos al dente. Una vez cocidos, sumérgelos bajo el grifo para cortar rápido su cocción y añade un poco de aceite de oliva virgen extra para que queden más sueltos al guardarlos en la nevera.
  • Vigila con el exceso de condimentos. Principalmente con la sal y el picante, ya que, con el tiempo, pueden volverse más potentes. 
  • Almacena las preparaciones de la forma que más te convenga. Refrigerando o congelando cada elaboración por separado, para combinar en el momento de consumo según convenga. O bien, dejando preparados los platos ya completos (combinando los distintos tipos de alimentos), divididos en raciones y envasados y refrigerados o congelados en recipientes adecuados, listos para regenerar/calentar y consumir. 
  • Ten en cuenta los tiempos de conservación de cada alimento. Consulta la siguiente tabla.

Y, por último, recuerda…

¡Tampoco hace falta tenerlo todo ya cocinado! 

Por motivos organolépticos (aroma, sabor, textura…), es preferible que ciertas preparaciones se realicen al momento, como, por ejemplo: algunas carnes, pescados u otras fuentes de proteína tipo tofu, que se pueden tener ya marinados al gusto. También los aliños y las salsas es preferible añadirlas justo antes de servir, principalmente en el caso de las ensaladas, para que mantengan el frescor de todos los ingredientes. 

En definitiva, combinando este método (el batch cooking) junto con pequeñas elaboraciones rápidas al momento, tardaremos tan solo 5-10 minutos en tener un plato equilibrado y delicioso en nuestra mesa.

Artículo elaborado por: 

Fundación Alícia