• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Cómo cocinar a la plancha

Receta mosaico de verduras
28/10/2019

Cómo cocinar a la plancha

La técnica de cocción a la plancha es una técnica rápida, ideal para momentos en que se dispone de poco tiempo. Permite cocinar alimentos como carne, pescado y verduras por contacto con una superficie caliente por ambos lados, ya sea añadiendo unas gotas de aceite de oliva virgen extra o sin.

Esta técnica nos permite conseguir un buen color y textura por las paredes externas y retener los jugos del producto en su interior, obteniendo una combinación de textura y sabor muy buscada y rica para toda la familia.

Para cocinar a la plancha son necesarios una serie de utensilios muy fáciles de encontrar en cualquier hogar: sartén o plancha, espátula o pala-escurridora, pinzas…

¿Cuál es el mejor procedimiento para esta técnica de cocción?

Para cocinar el producto deseado a la plancha, seguiremos los siguientes pasos:

  1. Cortar el alimento escogido. Es bueno que el corte sea uniforme para conseguir que la cocción sea homogénea y se conserve la textura. Tiras, rodajas finas, láminas o juliana son algunos de los cortes recomendados para las verduras. Carnes y pescados pueden presentarse en forma de lomo, filetes, trozos o piezas pequeñas.
  2. Usar una plancha o sartén antiadherente.
  3. Calentar la plancha y añadir unas gotas de aceite de oliva virgen (también se puede untar lo que vaya a cocinarse, ligeramente con los dedos). Una buena manera de controlar la cantidad de aceite que se coloca es, añadir unas gotas de aceite sobre la superficie y esparcir con un trozo de papel, de esta manera quitamos el excedente y cubrimos toda la superficie.  
  4. Colocar el producto sobre la plancha cuando esté caliente dejando un poco de espacio entre las piezas, así el alimento se va dorando sin perder el agua.
  5. Darle la vuelta cuando esté dorado.  
  6. En caso de que el producto sea grueso, se puede tapar la sartén para generar vapor y que se cocine el interior. 
  7. Es importante no remover el producto que se esté cocinando para conseguir que se dore rápido sin perder el agua que contiene en el interior.  
  8. Una vez dorado el producto por los dos lados, sazonar y servir.

A continuación mostramos dos recetas fáciles, rápidas y deliciosas para toda la familia en las que se puede aplicar este método de cocción

Brochetas de pollo con manzana

Ingredientes para dos personas

  • 1 pechuga de pollo
  • 1 manzana verde 
  • Sal y pimienta 
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Palitos de brochetas

Elaboración

  1. Cortar la pechuga de pollo a dados de aproximadamente 2 cm de lado. Colocar en un bol con una cucharada de aceite de oliva, sal, pimienta y mezclar. Reservar.
  2. Pelar la manzana, quitarle las pepitas y cortar del mismo tamaño que la pechuga. 
  3. Pinchar el pollo y la manzana intercalados en cada una de las brochetas.
  4. Calentar la sartén. Colocar las brochetas y cocinar durante un minuto cada lado. 
  5. Retirar y servir.

Mosaico de verduras a la plancha

Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 1 berenjena
  • 1 zanahoria
  • 2 tomates
  • 1 puerro
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Mayonesa

Elaboración

  1. Lavar y cortar rodajas de calabacín, berenjena, zanahoria, tomate y puerro. Procurar que las rodajas sean del mismo tamaño. 
  2. Cocinarlas a la plancha con unas gotas de aceite de oliva virgen extra hasta que estén cocidas, doradas y crujientes, salpimentar.
  3. Aprovechar la misma plancha para añadir un poco de agua y recuperar así el jugo del asado. Mezclar este jugo con un poco de salsa mayonesa y salsear las verduras.

Véanse también otras recetas a la plancha en:

Comparte