• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Cómo cocinar con olla a presión

Propuesta de receta
19/12/2019

La olla a presión es una herramienta que nos ayuda a ahorrar tiempo cuando queremos cocinar platos que demandan largas y lentas cocciones. 

Funciona con un principio simple: la presión del vapor. Una olla sellada con mucho vapor dentro acumula alta presión, lo que permite que los alimentos se cocinen más rápido.

Legumbres, cereales como el arroz integral, vegetales, carnes, pescados… son todas buenas opciones para utilizar esta técnica que presenta multitud de ventajas respecto a otras cocciones:

  • Reduce el tiempo de cocción hasta más de la mitad.
  • Concentra los sabores y retiene una mayor cantidad de nutrientes.
  • Es un método económico y ecológico: demanda mucha menos energía que otros métodos de cocción obteniendo resultados similares.

Los tiempos de cocción para diferentes preparaciones varían en función de los ingredientes y el tipo de olla. Aproximadamente para hacer un caldo sencillo de verduras necesitamos unos 10 minutos, para un cocido de carne con legumbres de 30-40 minutos y para pescados o mariscos de 3-8 minutos. 

¿Cuál es el mejor procedimiento para esta técnica de cocción?

Para utilizar la olla a presión, existen ciertas recomendaciones básicas de seguridad y funcionamiento: 

  1. Antes de comenzar, leer íntegramente el manual de instrucciones, ya que existen varios modelos de olla y no todas funcionan de igual manera. 
  2. Nunca llenar la olla más de 2/3 de su capacidad. Tener en cuenta que hay alimentos (como los cereales y las legumbres) que se expanden durante la cocción. 
  3. Incluir siempre al menos 1/4 de litro de agua o caldo para que coja presión y evitar que se estropee el fondo.
  4. Una vez introducidos los ingredientes y el líquido pertinente, el tiempo de cocción empezará a contar desde el momento en que la olla alcanza la presión adecuada, cuando comienza a salir vapor por la válvula. 
  5. Una vez pasado el tiempo de cocción adecuado, apagar el fuego y dejar salir todo el vapor a través de la válvula. Una vez todo el vapor esté fuera, se podrá abrir la olla con facilidad.
  6. Nunca se debe forzar una olla al abrir. Si muestra resistencia probablemente es porque aún hay presión en el interior. 

A continuación, os proponemos un par de recetas deliciosas hechas en olla a presión:

Arroz integral en olla a presión

Ingredientes para 2-3 personas

  • 1 taza de arroz integral
  • 2,5 tazas de agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 hojas de laurel
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Enjuagar el arroz bajo un chorro de agua fría.
  2. Colar e introducir en la olla a presión.
  3. Añadir el agua con una pizca de sal y unas hojas de laurel.
  4. Cerrar la olla y encender el fuego alto hasta que comience a salir vapor, luego disminuir el fuego y dejar cocer durante 10 minutos.
  5. Pasado ese tiempo, parar el fuego y abrir la válvula para que salga toda la presión de su interior.
  6. Ya sin presión en el interior, abrir la olla y servir con un hijo de aceite de oliva por encima y pimienta negra.

Opcionalmente, se puede reemplazar el agua por caldo de verduras o saborizar con otras hierbas aromáticas.  

Guiso exprés de lentejas

Ingredientes para 2-3 personas

  • 150 g de lentejas secas
  • 1 cebolla
  • 2 tomates
  • 1 diente de ajo
  • 400 ml de agua 
  • 150 g de calabaza sin piel y sin pepitas 
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • 2 hojas de laurel
  • Sal y pimienta

Elaboración 

  1. Cortar la cebolla y sofreírla con un poco de aceite de oliva virgen dentro de la misma olla a presión, sin tapar.
  2. Añadir el tomate picado y el diente de ajo y remover bien todo. Cortar la calabaza en cubos medianos y agregarla.
  3. Añadir la pimienta, la sal y las hojas de laurel. Incorporar las lentejas, junto con el agua y remover el contenido para que se reparta bien.
  4. Cerrar la olla con la tapa y aumentar la temperatura. Cuando la olla alcance la presión, bajar al mínimo y dejar que se cocine durante 15 minutos aproximadamente. 
  5. Pasado este tiempo, abrir la vávula y dejar que salga todo el vapor.
  6. Una vez listo, servir.

Opcionalmente, como se muestra en la fotografía, se puede servir el guiso junto con setas salteadas y unos trozos de queso azul por arriba.

Receta elaborada por:

Fundació Alícia

 

Comparte