• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

2016... ¡un año lleno de legumbres!

Paté de guisantes
18/04/2016

Este año 2016, ha sido proclamado, según la Asamblea General de las Naciones Unidas como el Año Internacional de las Legumbres, con un objetivo claro y contundente, sensibilizar a la sociedad sobre las ventajas nutricionales y los beneficios de su consumo regular, resaltando de éstas que son un alimento saludable, económico, nutritivo y sobre todo sostenible con el medio ambiente. 

Desde el punto de vista nutricional, como ya lo hemos comentado en artículos anteriores, las legumbres tienen muchas ventajas, y los beneficios para la salud conseguidos mediante su consumo habitual son innegables. Son ricas en proteína, hierro, fibra y no contienen colesterol y su ingesta regular se ha relacionado con un menor riesgo en el desarrollo de enfermedades.

Pero, a pesar de conocerse los beneficios para la salud, se ha observado dentro de la población en general una disminución en su consumo. Algunas de las razones obedecen a la falta de tiempo para prepararlas, a que se les ha dado una connotación cultural negativa, al ser identificadas como una comida de clases sociales bajas; también, porque se las ha relacionado con comidas hipercalóricas (en guiso y con derivados cárnicos grasos) o porque pueden producir efectos intestinales desagradables como flatulencias y digestiones pesadas. Por lo tanto, gran parte de la población se está perdiendo de las ventajas del consumo de este grupo de alimentos. 

En España, las legumbres han sido un cultivo tradicional. Se cultivan lentejas fundamentalmente en Castilla-La Mancha, judías en Castilla y León y Galicia, y también algo en Asturias, País Vasco, Navarra y Cataluña. El garbanzo, por su parte, se cultiva, mayoritariamente, en Andalucía y ambas Castillas. Incluso, existe Indicación Geográfica Protegida (IGP) para muchas de estas, por ejemplo, judías de El Barco de Ávila, Faba Asturiana, Mongeta del Ganxet, lenteja de la Armuña, Garbanzo de Escacena, etc. 

A nivel de consumo y según los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente 2014, los garbanzos constituyen la opción más elegida por los hogares españoles, seguidos de las alubias y finalmente las lentejas

En cuanto a la ingesta media diaria, según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), los españoles consumen unos 12g diarios de legumbres, es decir, menos de la mitad de lo recomendado por las principales sociedades científicas (25-45 g diarios); por lo tanto, considerándose a éstas uno de los pilares alimentarios de la dieta mediterránea, su presencia en la dieta no ha hecho sino descender progresivamente en las últimas décadas. La recomendación para toda la población: consumirlas mínimo de 2 a 4 veces por semana. Pueden ser un primer plato, o un segundo sustituyendo la carne, o un plato completo, o también formar parte de bocadillos, guarniciones… las posibilidades son muchas.

Sumándonos a esta iniciativa del año internacional de las legumbres, la Fundación Alícia aporta su grano de arena trabajando desde sus diferentes proyectos la promoción el consumo de este grupo de alimentos. A través del Programa TAS (Tu y Alícia por la Salud) - programa de promoción de hábitos alimentarios y actividad física - se enseña a los adolescentes maneras fáciles, sanas y divertidas de cocinar y consumir más legumbres. 

También a través de iniciativas como la fiesta “Alicia’t, la cuina fácil, sana i divertida”, la fundación busca promocionar los productos de proximidad y de temporada, enseñar y ayudar a adquirir hábitos de alimentación y de vida saludables para el público en general. Este año durante los días 30 de abril y 1 de mayo, se celebrará la 4ta edición de la fiesta Alicia’t, “ALÍCIA’T, la festa de la gastronomia de les comarques de Barcelona”, y en esta obviamente, las legumbres serán protagonistas. 

Ahora os enseñaremos dos recetas fáciles para que podáis cocinar las legumbres, porque si os pensáis que solo pueden comerse como un primer plato, ¡estáis muy equivocados! 

Paté de guisantes

Ingredientes (para 4 personas)

  • 80 g guisantes en conserva
  • ½ aguacate
  • 20 g yogur natural 
  • ½ limón exprimido 
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta 
  • Biscotes de pan

Elaboración

  1. Enjuagar y escurrir bien los guisantes. 
  2. Poner en un recipiente alto, agregar el resto de ingredientes y triturar con el túrmix hasta obtener una pasta fina. 
  3. Untar en los biscotes de pan. 

Observaciones (opcional):

Pueden utilizarse guisantes congelados, para ello es necesarios cocerlos en abundante agua caliente, durante unos minutos, escurrir y enfriar antes de utilizar.

Crep de garbanzos rellena de ensalada y frutos secos

Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 huevo
  • 10g de harina de garbanzo
  • 20 g de mezcla de lechugas
  • 8 unidades de tomate cherry
  • 7-8 g piñones 
  • 3-4 nueces
  • 1 cucharada café de queso de untar
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre
  • sal

Elaboración

  1. Batir el huevo junto con la harina de garbanzo.
  2. Cuajar en una sartén con un poco de aceite de oliva como sí de un crep se tratara.
  3. Cortar el crep en dos y hacer una paperina con cada mitad cerrándola con ayuda de un palillo.
  4. Llenar la tortilla con las verduras limpias y trinchadas y los frutos secos cortados a trozos.
  5. Realizar una vinagreta con el queso de untar, el aceite, el vinagre y la sal.
  6. Aliñar la mezcla con la vinagreta antes de comer. 

Artículo y recetas elaboradas por: 

Fundació Alícia

Comparte