• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Padres que actúan como hooligans en los partidos

Padres que actúan como hooligans en los partidos
Fecha: 
30/01/2012

El 27% de los asistentes a competiciones deportivas escolares afirma haber presenciado agresiones verbales a los jugadores por parte de los padres, y un 7% incluso agresiones físicas. ¿Por qué actúan así?
Según un artículo publicado en el diario El País, un 27% de las personas que han asistido a un partido entre escolares aseguran haber sido testigos de agresiones verbales del público hacia los jugadores. Sin embargo, lo más sorprendente es que casi siempre el público está formado por personas del entorno familiar de los niños. Incluso un 7% asegura haber presenciado agresiones físicas entre el público y un 14% entre los propios jugadores.

Fernando Gimeno, psicólogo de la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte de la Universidad de Zaragoza, comenta que algunos padres, que aparentemente se comportan con normalidad, actúan como verdaderos hooligansen los partidos de sus hijos, sobre todo en los partidos de fútbol.

Celino Gracia Redondo, un ex árbitro internacional, asegura que en estos partidos de niños ha escuchado insultos mucho más graves que los que ha oído en campos de Primera División. "Lo que tengo claro", añade, "es que un chico de 10 años no tiene maldad en el campo y que tranquilamente podrían jugar sin árbitros. Es el entorno, mayoritariamente el familiar, el que pudre esa situación. Eso está claro".

Este tipo de acontecimientos dificulta la promoción del deporte como método para compartir ciertos valores –como, por ejemplo, la cooperación o el trabajo en equipo- y lo que hace es pervertirlos, por ejemplo provocando que la competitividad sea causa de generación de violencia.

No hay duda de que la encuesta que se llevó a cabo para conocer estos resultados ratifica una impresión generalizada y pone de manifiesto que si en la competición escolar se genera violencia, estamos ante un hecho preocupante. Este es un toque de atención a los padres porque el entorno familiar es el primer factor en el asentamiento de la personalidad.

Según María Ruiz de Oña, psicóloga del Athletic Club de Bilbao, "venimos observando últimamente que hay muchos padres que no quieren que sus hijos jueguen al fútbol, precisamente por esa imagen violenta que transmite". Una versión que corrobora también Gimeno al reconocer que sin el voluntarismo de algunos padres "no existiría el deporte escolar, especialmente en las zonas rurales, donde la organización de eventos es más dificultosa".

Ruiz de Oña matiza que existe una figura principal en el aleccionamiento y en la prevención de la violencia: "el entrenador es clave. El padre, al fin y al cabo, es un agente indirecto. El entrenador es la primera referencia del muchacho y esa convivencia en muchos casos es tremendamente complicada".

Quizás por eso, Gimeno hace hincapié en los cursos que se dan a los entrenadores o monitores para "saber entrenar a los padres y a las madres, porque necesariamente van a tener que enfrentarse a los progenitores de tú a tú, y estos también intervienen en la formación e incluso en el desarrollo del partido". "En el fondo", asevera, "no estamos educados para superar la dificultad de ser espectadores".

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Papa/hooligan/elpepisoc/20111210elpepisoc_1/Tes

Comparte