Ansiedad de separación

28/02/2011

Los llantos y rabietas son habituales cuando los padres dejan a los hijos con otras personas. Aunque son perfectamente normales en el desarrollo de un niño, conviene estar atentos: es posible que, pasado un año, desarrollen un trastorno de ansiedad por separación.