• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

La vuelta al trabajo durante la lactancia de tu hijo

03/10/2012

Muchas madres tienen que regresar a la vida laboral cuando aún están amamantando a su hijo. No obstante, el trabajo no tiene por qué suponer un impedimento para continuar con la lactancia. Para ello, existen varias posibilidades que detallamos a continuación.
Lo primero que debes tener en cuenta es que el estrés causado por el trabajo puede afectar a la producción de leche, y eso debe evitarse. Así, es importante que puedas delegar en la pareja tareas del cuidado del niño y del hogar, descansando varias veces a lo largo del día. Actualmente, la legislación te permite diversas opciones para que no tengas que interrumpir la lactancia de tu hijo, a pesar de que tengas que volver a incorporarte a tu rutina laboral.

  • Solicita una reducción de jornada con reducción del salario o una excedencia del puesto de trabajo sin remuneración. Esta situación puede alargarse unos meses, para poder pasar más tiempo con tu hijo.
  • Otra posibilidad es llevarte al bebé al lugar de trabajo durante toda la jornada laboral. Es factible en algunos puestos de trabajo, como el comercio, la limpieza doméstica, etc. Existe la opción de que te traigan al niño sólo cuando deba mamar, si alguna persona puede hacerlo. También puede hacerse a la inversa: que la madre salga a dar el pecho si el trabajo queda cerca de casa.
  • Acumulación de horas del permiso laboral . Normalmente consiste en una hora en medio de la jornada laboral o media hora al principio o al final de la jornada, hasta los 9 meses. Estas pueden sumarse a la baja maternal.
  • Otra opción es extraer la leche en casa o en el lugar de trabajo con un aparato sacaleches (los eléctricos son más rápidos) para que el cuidador se la ofrezca al bebé mientras trabajas. Unas semanas antes, conviene familiarizar a la persona que se vaya a encargar de cuidar al bebé con el manejo de la leche materna y la forma de administrarla (vasito, cuchara, etc.).
  • Si ofreces el pecho al bebé inmediatamente antes de salir de casa y justo al volver, es posible que solo necesite una o dos tomas de leche u otros alimentos (según la edad) durante tu ausencia. Muchos bebés, cuando la madre no está, son capaces de pasar varias horas sin comer, algunos duermen prolongadamente en ausencia de la madre para pedir tomas más a menudo cuando la madre regresa.

Cabe recordar que durante la lactancia el niño debe tomar del pecho cuando lo pida (a demanda). Así, cuando estés en casa con el bebé puedes aprovechar para ofrecerle leche materna con más frecuencia. No es descartable que tu hijo coma otros alimentos, apropiados para su edad, cuando estés fuera (en niños mayores de 6 meses: purés de verduras o fruta).

Fuente : http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/estoy-amamantando-voy-volver-trabajar

Comparte