• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Vómitos: qué causa que un niño vomite y cómo actuar

09/12/2015

Los vómitos pueden tener muchas causas, pero la mayoría de ellos se debe a una gastroenteritis (o “gripe intestinal”). Tranquilizar a tu hijo y tomar las medidas apropiadas para impedir que se deshidrate son las dos medidas fundamentales para lograr su rápida recuperación. 

Las gastroenteritis no suelen durar mucho y son más molestas que peligrosas. No obstante, si un niño (sobre todo un lactante) no puede ingerir suficiente líquido y tiene diarrea, se podría deshidratar.

Los medicamentos de venta sin receta médica para tratar las náuseas, los vómitos y la diarrea no son recomendables para los lactantes ni para los niños. Solo podrás administrar a tu hijo medicamentos en el caso de que te los recete su pediatra. 

La rehidratación oral

La rehidratación oral es algo que pueden hacer los padres en su propio domicilio para prevenir la deshidratación o para tratar los casos leves de deshidratación. Esta se debe hacer siguiendo las indicaciones del pediatra, que variarán según la edad del niño.

Se le deberán ofrecer cantidades reducidas de una solución oral electrolítica (preferiblemente insípida) o bien una dieta líquida estricta que no contenga lácteos, e ir ampliando progresivamente la cantidad y/o reduciendo el tiempo entre tomas.

No podrás volver a alimentar a tu hijo hasta que lleve, como mínimo, más de ocho horas sin vomitar. Cuando esto ocurra, se podrá volver a la lactancia si se trata de un bebé o a una dieta blanda (a base de caldo, sopas ligeras con o sin fideos, puré de patatas, arroz y pan) si se trata de un niño mayor de un año. Es importante no forzar a los niños a comer nada, mejor esperar a que tengan hambre. En los niños mayores, es mejor esperar de dos a tres días antes de ofrecerles productos lácteos. 

Cuándo llamar al pediatra

El mayor riesgo de los vómitos provocados por una gastroenteritis es la deshidratación. Llama al pediatra si tu hijo rechaza los líquidos o si continúan los vómitos después de adoptar los anteriores métodos de rehidratación. Llámalo también si observas cualquiera de los siguientes signos de deshidratación:

  • Deshidratación de leve a moderada: boca seca, llantos con pocas o ninguna lágrima, comportamiento inquieto, pocos pañales mojados u orinar menos de lo normal, fontanelas más hundidas de lo habitual.
  • Deshidratación grave: boca muy seca y pastosa (“pegajosa” por dentro), piel seca, arrugada o pálida, inactividad o disminución del nivel de alerta, debilidad, flacidez o pérdida de fuerzas, ojos hundidos, fontanelas hundidas, desorientación o somnolencia excesivas, pulso rápido o debilitado, respiración profunda y rápida, más de seis a ocho horas sin orinar en un lactante o más de ocho a diez horas sin orinar en un niño. 

Los siguientes síntomas podrían indicar una afección médica más grave que la gastroenteritis, y en estos casos deberías llamar al pediatra de inmediato:

  • Vómitos (no solo regurgitaciones) en un lactante de menos de dos meses
  • Vómitos fuertes y explosivos en un lactante, sobre todo si tiene menos de tres meses
  • Vómitos en un lactante después de haberle administrado una solución electrolítica oral durante cerca de 24 horas
  • Vómitos que empiezan de nuevo en cuanto se intenta reanudar una dieta normal
  • Vómitos que se inician después de un traumatismo craneoencefálico
  • Vómitos que van acompañados de fiebre
  • Vómitos de un líquido verde intenso o verde amarillento, o de una tonalidad similar al café molido (sangre)
  • Vientre duro, hinchado y dolorido entre los episodios de vómito
  • Vómitos acompañados de fuertes dolores estomacales
  • Aletargamiento y somnolencia
  • Escroto hinchado, enrojecido o doloroso

Los vómitos debidos a una gastroenteritis se pueden contagiar a otras personas, de modo que tu hijo debería quedarse en casa y no ir a la guardería o al colegio hasta que lleve un mínimo de 24 horas sin vomitar. 

Acceso a la fuente de consulta:

¿Qué es el vómito? KidsHealth. [Fecha de consulta: 09/12/2015]

Comparte