• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Viajar con asma: consejos prácticos

26/07/2019

El asma no se debe interponer en lo divertido que es viajar. Si tu hijo tiene asma, te deberás asegurar de que lleva en su equipaje todos sus medicamentos para el asma. Si no lo acompañas, también debería saber cómo actuar si tuviera cualquier problema respiratorio lejos de casa. 

Equipaje

Tu hijo deberá llevar siempre encima tanto su medicamento de rescate (también llamado medicamento de alivio inmediato o de efecto rápido) como su medicamento de control a largo plazo (también conocido como medicamento de mantenimiento o de tipo preventivo).

Cuando el niño viaje en coche, dile que guarde sus medicamentos en un lugar de fácil acceso, nunca dentro del maletero. Y, cuando viaje en avión o en tren, indícale que los lleve en el equipaje de mano. En caso contrario, si se perdiera su equipaje, se quedaría sin medicamentos. Cuando hagáis las maletas, incluid en el equipaje del niño más cantidad de medicamentos que la que necesitará por si acaso. 

Si tu hijo utiliza un medidor de flujo espiratorio máximo, asegúrate también de incluirlo en su equipaje. Y que lleve una copia de su plan de acción contra el asma, que le indicará cómo debe actuar cuando tenga problemas respiratorios.

Residencia o alojamiento

Si tu hijo va a estar en la habitación de un hotel, es mejor que ocupe una habitación soleada y seca que se encuentre lejos de la piscina. Si los animales le desencadenan el asma, deberá ocupar una habitación donde nunca hayan entrado mascotas. 

Si tu hijo va a estar en la casa de unos amigos o parientes, infórmales sobre cuáles son los desencadenantes de su asma con tiempo de antelación. Si lo fueran los ácaros y el moho, iría bien que quitaran el polvo y pasaran la aspiradora por su habitación antes de que llegara. 

En lo que se refiere al tabaco, nadie debe fumar alrededor de tu hijo, ni en su habitación ni en el resto de la casa. 

Cuando tu hijo no viaje contigo

Si tu hijo va a viajar con familiares o se va ir de colonias, se tendrá que responsabilizar de su asma. Lo mejor es que informes a los adultos que lo acompañen. Explícales qué medicamentos toma y cuándo necesita tomarlos; pídeles que le recuerden cuándo los debe tomar y que se los guarden en un lugar seguro. 

Los adultos también deben estar bien informados sobre los desencadenantes del asma de tu hijo y sobre cómo deben reaccionar en caso de emergencia. Lo más recomendable es que les entregues una copia del plan de acción contra el asma de tu hijo.

Si tu hijo va a pasar mucho tiempo al aire libre, indica a los adultos que lo acompañen que no ande mucho ni haga excursiones cuando la polución ambiental o los registros de polen sean altos o cuando haga mucho frío. Si tu hijo va de acampada, se debería sentar lejos de la hoguera. 

Si crees que tu hijo no está preparado para responsabilizarse de su asma, siempre lo puedes apuntar a unas colonias o campamentos especiales para niños con asma.  

Acceso a la fuente de consulta:

Travelling and asthmaKidsHealth [Fecha de consulta: 02/05/2019]

Comparte