La vacunación contra la Covid-19 en niños de 5 a 11 años

24/12/2021

La vacunación contra la Covid-19 para los niños y niñas de entre 5 y 11 años da comienzo en nuestro país y son muchas las familias que se preguntan si realmente es segura y necesaria la inmunización de los más pequeños. 

El aumento de contagios durante las últimas semanas y la proximidad a las fechas más señaladas de la Navidad ha supuesto la activación de la inmunización de los 3,3 millones de niños que viven en España; unos 550.000 niños y niñas en Cataluña. Con este nuevo plan, se pretende atajar el avance de la pandemia y el impacto de la sexta ola de contagios que estamos viviendo con la aparición de nuevas variantes. 

Sin embargo, muchos padres y madres se preguntan estos días cómo será esta vacunación y si es segura y beneficiosa para sus hijos e hijas. El fármaco utilizado, el número de dosis o los efectos secundarios a corto y largo plazo son algunas de las cuestiones que más dudas y expectación generan en las familias. Al igual que ya ocurrió con la inmunización de adultos, las familias reciben una excesiva cantidad de información relativa a la vacunación infantil a través de diversos canales de comunicación que dificulta la decisión de los padres y madres. 

De acuerdo con el Dr. Quique Bassat, pediatra y epidemiólogo del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, investigador en el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y del CIBERESP, la medida llega tras el aumento de los contagios en esta franja de edad. “La pandemia se está cebando especialmente con los niños, no tanto en cuanto a la enfermedad sino en el número de infecciones. Los niños menores de 12 años son el grupo con la incidencia acumulada más alta”, explica Quique Bassat. “Esto tiene su traducción en que estamos comenzando a ver brotes importantes en las escuelas, algo que no había pasado en las olas previas de la pandemia, y por lo tanto estamos teniendo mucha transmisión en la edad pediátrica y debemos vacunarles para atajar la transmisión”. 

La decisión de inocular la vacuna contra el coronavirus también a los niños y niñas ha suscitado dudas en buena parte de la población, que daban por confirmada la capacidad natural de los niños contra los efectos mas graves de la enfermedad. ¿Es mejor que se infecten de manera natural? ¿No es mejor que desarrollen su propia inmunidad frente al virus?. “Es cierto que el coronavirus en los niños es especialmente leve, pero 1 de cada 500 acabará en el hospital y por lo tanto es importante evitar que nuestro hijo sea uno de los que acaba ingresado en el hospital o que necesite cuidados intensivos o que pueda acabar falleciendo”, aclara el epidemiólogo. Asimismo, el pediatra destaca que “es importante prevenir la enfermedad aguda y también es importante prevenir la enfermedad a largo plazo por el coronavirus. Sabemos en pediatría que existe el covid persistente. Todavía estamos siguiendo a niños que se infectaron en la primera ola y las vacunas, lógicamente, ayudan a prevenir este problema”. 

La vacuna destinada a este grupo de edad es la misma que se ha utilizado en adultos de Pfizer-BioNTech pero ajustada al peso y al volumen de los niños y por ello la dosis representa una tercera parte de la cantidad inyectada en adultos. En cuanto al espaciamiento entre la administración de la primera y la segunda dosis, en los niños de este grupo de edad se ha optado por un espacio de tiempo mayor, de 8 semanas. Según explica Quique Bassat, “sabemos que espaciar las dosis mejora la respuesta inmune de las vacunas”. La tasa de eficacia que se ha mostrado en menores de 12 años es de alrededor de un 92%, muy parecida a la que se observa en la población adulta. 

Posibles efectos secundarios

Las posibles efectos adversos en los niños que se han detectado hasta la fecha son pocos y leves. Aunque se han detectado algunos problemas más graves con muy pocos casos (menos de uno de cada diez mil) de anafilaxia - también reportada por adultos - y miocarditis. A este respecto, el Dr. Bassat asegura que “con más de ocho millones de niños vacunados en Estados Unidos no se han descrito incidencias importantes de este tipo en este grupo de edad”.

Los cambios en el ciclo menstrual y la pubertad precoz también han resultado ser una de las dudas más frecuentes expresadas por las familias. Durante la vacunación en la población adulta se reportaron cambios en la menstruación inmediatamente posterior a la inoculación de las dosis, pero no se han detectado “alteraciones importantes de la menstruación o que tengan cualquier otro trastorno importante relacionado con el ciclo menstrual”, cuenta Bassat. En el caso de las niñas, “aquellas que ya habían tenido la menarquia y ya habían empezado a menstruar tampoco han descrito cambios significativos en sus ciclos menstruales”. 

La seguridad las vacunas está asegurada a través del correspondiente programa de farmacovigilancia. Esto significa que el sistema de salud vigila la aparición de cualquier tipo de efecto secundario, por raro e infrecuente que sea y ha permitido detectar los casos de trombos en adultos, los de miocarditis y cualquier otro efecto adverso por raro que sea. En cualquier caso, el epidemiólogo recomienda acudir al pediatra o al especialista “ante cualquier efecto indeseado o síntoma que detecte la familia”. 

¿Cuándo no debemos vacunar a los niños y niñas? 

Aunque la vacunación infantil ya está en marcha, muchas familias se siguen preguntando cuando es el mejor momento para vacunar a sus hijos e hijas. Nuevamente, el epidemiólogo hace hincapié en la necesidad de no esperar, tan solo cuatro semanas después de haber pasado la infección. “No hay ninguna contraindicación formal clara aunque en caso de duda se debe preguntar al pediatra de referencia”, aclara Bassat.

La vacunación en niños menores de 5 años y bebés 

Tras la vacunación del grupo de edad comprendido entre los 5 y los 12 años de edad, cabe preguntarse si también los niños más pequeños y bebés también deberán ser vacunados. Ante esta pregunta, Quique Bassat explica que, aunque aún no hay ninguna decisión tomada al respecto, afirma que los en ensayos clínicos ya se están realizando y “si las agencias regulatorias deciden que las vacunas son aceptables, son seguras y bien toleradas, avalarán su uso en este grupo pediátrico y los países decidirán si las introducen o no las introducen”. Asimismo, el experto añade que “también dependerá la situación epidemiológica del momento; ahora mismo tenemos un gran problema en toda Europa y también en todo el mundo donde estamos viendo picos de casos como no habíamos visto en mundo tiempo y muchos de estos casos están afectando a los niños. Con lo cual, en estos momento si tuviésemos una vacuna avalada para su uso en menores de 5 años también la recomendaríamos”. 

A pesar de que la vacunación pueda resultar un momento pavoroso para algunos niños, “la vacuna es una de las herramientas a la que los niños están más habituados, tienen muy reciente el haber recibido alguna vacuna durante la infancia, por lo tanto saben muy bien para qué sirven las vacunas y han tenido muy buena predisposición a ser vacunados”, comenta Quique Bassat. “Muchas veces son ellos lo que solicitan que quieren vacunarse y debemos escucharles a ellos también y dialogar” para que entiendan los beneficios de la vacuna. 

Por último, el Dr. Quique Bassat ha querido concluir que “las vacunas han transformado la salud infantil históricamente y las vacunas contra la covid-19 tienen el potencial de cambiar el curso de la pandemia”

Se debe recordar que ante cualquier duda o emergencia, las familias pueden contactar con su profesional de referencia.