• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Tus hijos no comen fruta ni verdura? Sigue estos consejos

26/09/2013

¿No hay manera de que tu hijo pruebe la sopa de verdura, la ensalada o que coma una manzana de postre?

Con un poco de paciencia y siguiendo estos consejos seguro que consigues que tu hijo adore la fruta y la verdura. 

Muchos niños rechazan alimentos como la fruta y la verdura incluso en el momento de dejar la leche, cuando aún son bebés. Este hecho suele preocupar especialmente a los padres, ya que la fruta y las verduras aportan vitaminas, fibra y minerales esenciales para el organismo de los pequeños.

¿Qué podemos hacer para que los niños coman fruta y verdura?

No obligarles

Nunca hay que obligar a un niño a comer algo que no quiere. Hay que evitar convertir el momento de la comida en una batalla sin fin. Si esto pasa a menudo, es muy probable que la reacción del niño sea contraria y acabe cogiendo manía y aversión a la hora de comer y a la comida.

Hay que tener en cuenta que es totalmente normal que a los bebés no les agraden los nuevos sabores; están acostumbrados a la leche y cualquier otro sabor puede ser extraño y desagradable al principio. Tanto si se trata de un bebé como de un niño más mayor, siempre se tienen que respetar sus gustos.

No dejar de ofrecer

Aunque el niño haya rechazado la fruta y la verdura y se respete su opinión, no quiere decir que estos alimentos se tengan que dejar de ofrecer. Está demostrado que, en ocasiones, la aceptación de los alimentos mejora con el número de repeticiones. Nunca hay que dejar de intentarlo y, a base de persistencia, es muy posible que el niño vaya aceptando estos alimentos.

También, es aconsejable ofrecer las frutas y las verduras de diferentes maneras: si las primeras veces el niño no las ha aceptado a trocitos, se pueden ofrecer en papilla, puré, zumo, cocidas, mezcladas con otros alimentos, etc. También puedes probar hacer platos divertidos para introducir frutas y verduras como la ensalada del arco iris

Dar ejemplo

Los hijos suelen imitar lo que hacen los padres y, por lo tanto, también adquieren sus hábitos alimentarios. Es por ello que se recomienda comer en familia, para que los niños cojan el hábito de comer bien. Los pequeños deben ver cómo sus progenitores también comen fruta y verdura, y poco a poco, también se habituarán a estos alimentos.

Si los padres no los aceptan, es muy probable que el niño tampoco lo haga.

Referencia bibliográfica:

No quiere comer fruta ni verdura, ¿qué puedo hacer? Pequerecetas, 2013 [acceso: 23 de septiembre de 2013]. 

Comparte