• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

El tétanos, una enfermedad fácilmente evitable con la vacunación

09/04/2015

El tétanos es una enfermedad grave, a menudo mortal, pero muy poco frecuente en los países desarrollados.

En estos países, los bebés se vacunan sistemáticamente contra el tétanos a partir de los 2 meses de edad. Pero en los países subdesarrollados o en vías de desarrollo, donde no hay programas sistemáticos de vacunación ni de prevención del tétanos, esta enfermedad es mucho más frecuente. De todos modos, no se trata de una enfermedad que se pueda contagiar de una persona a otra.            

¿Qué es el tétanos?

El tétanos es una enfermedad causada por la bacteria Clostridium tetani que suele vivir en la tierra y que produce una neurotoxina nociva para el hombre.

Cuando una persona no vacunada contra el tétanos se hace una herida y entra en contacto con la toxina, ésta entra en su organismo y llega hasta el cerebro o la médula espinal a través de las vías nerviosas.

La toxina del tétanos interfiere en la actividad normal de los nervios motores, que son los encargados de enviar mensajes a los músculos. 

Signos y síntomas del tétanos

Los síntomas del tétanos suelen aparecer entre los 3 y los 14 días después de haber contraído la infección.

El tétanos suele empezar con espasmos musculares en mandíbula y cara, acompañados de dificultades para tragar y de rigidez o dolor en los músculos de cuello, hombros y/o espalda. Los espasmos pueden ser muy intensos y extenderse rápidamente a los músculos de abdomen, parte superior de brazos y muslos.

Las heridas punzantes y/o profundas, así como las heridas sucias o que tengan mal aspecto son las que suelen desencadenar el tétanos. De todos modos, las heridas de tamaño reducido, las mordeduras de animal, las quemaduras, las congelaciones y las inyecciones puestas sin seguir medidas higiénicas también pueden hacer que las personas desarrollen esta enfermedad.                                        

Prevención

La mejor forma de prevenir el tétanos consiste en llevar al día el calendario de vacunaciones antitetánicas.

La antitetánica es una vacuna inactivada (contiene la toxina pero no causa toxicidad) con el fin de estimular la producción de anticuerpos contra ella.

La vacuna del tétanos forma parte de vacunas combinadas que incluyen otros componentes, de manera que no está comercializada como vacuna individual por separado.

Forma parte de la vacuna hexavalente y la pentavalente que se administran en el primer y segundo años de vida, con pautas de 2, 4, 6 y 15-18 meses, y también se incluye en el preparado trivalente de los 4-6 años (Tdpa/DTPa). Asimismo, está incorporada en la vacuna de refuerzo de los adolescentes, junto con el componente de difteria y en ocasiones también con el de la tosferina (Td/Tdpa).

Si un niño se hace una herida punzante o un corte profundo y sucio y han transcurrido más de 5 años desde que recibió su última vacuna antitetánica, deberá ir al médico porque es posible que necesite una dosis de refuerzo. Las heridas punzantes, profundas y/o sucias deben ser evaluadas por un médico porque es más fácil que se infecten y porque el médico sabrá si conviene o no recibir una dosis de refuerzo. 

También ayuda a prevenir el tétanos el hecho de protegerse las plantas de los pies llevando calzado de suelas gruesas, en lugar de andar descalzo al aire libre. 

El tétanos neonatal se puede prevenir asegurándose de llevar al día el calendario de vacunaciones antes de dar a luz y de que el parto tiene lugar en unas condiciones higiénicas y sanitarias adecuadas.               

Tratamiento del tétanos

Cuando una infección por tétanos se diagnostica y se trata en las etapas iniciales, es posible que el niño afectado se recupere, pero el período de recuperación se suele alargar a un mínimo de cuatro a seis semanas.                                                                

Las personas que desarrollan la enfermedad del tétanos deben recibir tratamiento en un hospital, generalmente en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Se les administran grandes dosis de antibióticos para matar la bacteria del tétanos, así como antitoxinas tetánicas (un medicamento que neutraliza la toxina del tétanos). Es posible que también sea necesario administrar otros medicamentos para controlar los espasmos musculares.                                  

Acceso a los documentos originales:

Tétanos. Kidshealth. [Fecha de consulta: 21/03/2015]

Vacuna Tétanos. Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría. [Fecha de consulta: 05/04/2015]

Tema: 

Comparte