• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Sigue estos consejos y evita las infecciones y los gérmenes en los niños

03/11/2014

Al volver a la escuela, con el otoño y los primeros fríos, tus hijos corren el riesgo de ponerse enfermos. Debes tener cuidado porque además, al estar muchas horas compartiendo espacio con otros niños, jugando, compartiendo material, etc. las clases de la escuela pueden concentrar gérmenes y, sin prevención, tus hijos pueden contraer alguna infección. Te explicamos cómo evitarlo.

Prevenir las enfermedades es cuestión de adoptar rutinas saludables para reducir el riesgo de contraerlas. Así, si sigues con tus pequeños los siguientes consejos, podrás tener la tranquilidad que van a la escuela con la máxima protección contra los gérmenes.

  1. Asegúrate de que duermen bien: los niños deben dormir unas 10 horas al día. De este modo, estarán más concentrados en la escuela y su sistema inmunológico se fortalecerá y se defenderá de las infecciones.
  2. Dales una botella de agua y asegúrate de que beban toda la que necesiten: así, si tienen su propia botella de agua, no usarán fuentes públicas en las que podrían contraer alguna infección. Además, estarán bien hidratados.
  3. Edúcalos en la higiene: ten en cuenta que los pequeños suelen tocarse los ojos, la nariz y la boca continuamente, por eso deben adquirir la costumbre de lavarse las manos con frecuencia. Si tienen las manos limpias no habrá riesgo de que contraigan infecciones, tanto respiratorias como gastrointestinales. Lo deben hacer con agua tibia, jabón, frotándoselas bien y aclarándolas.
  4. Asegúrate de que se cubren la boca al toser: para evitar que los gérmenes se queden en sus manos, diles que lo hagan con un pañuelo o incluso que se tapen con el hombro o con una manga. 

La vacuna contra la gripe  

La vacuna contra la gripe es otra de las medidas de prevención.Sin embargo, es recomendable administrarla a tus hijos sólo en el caso de que tengan alguna enfermedad crónica, como el asma, la diabetes o bien otras enfermedades que se desarrollen con unas defensas disminuidas. Además, también debes hacerlo si conviven con pacientes de riesgo. 

Cabe añadir, además, que en niños mayores de 9 años la vacuna contra la gripe se administra una sola dosis; en cambio, para menores de 9 años suelen ser necesarias dos dosis de la vacuna. Una se administra en el mismo momento en que esté disponible, y la siguiente 4 semanas después, para que los pequeños vayan preparados al empezar la época gripal. Sólo se dará una dosis a menores de nueve años en algunos casos concretos.

Así, sólo debes seguir las anteriores recomendaciones para tener garantizado que llevas a tus pequeños al colegio con la máxima protección y que su organismo tendrá las defensas necesarias para hacer frente al contacto con gérmenes.

Acceso a los documentos originales:

Germs go back to school too; five ways to protect you. Rand Corporation.   

Vacunación frente a la gripe estacional en la infancia y adolescencia. Asociación Española de Pediatría. 

Comparte