• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

La semana 39 del embarazo

12/04/2017

Los cordones umbilicales, que transportan nutrientes de la placenta al bebé, varían de tamaño pero, por lo general, miden 55 centímetros de longitud y de 1 a 2 centímetros de grosor. A veces, el cordón umbilical puede enrollarse alrededor del cuello del bebé. Generalmente, esto no causa problemas aunque puede ser necesario realizar una cesárea si genera presión en el cordón umbilical durante el parto.

Mucho menos común es la existencia de un verdadero nudo. Esto sólo ocurre en el 1% de los embarazos. 

La mayor parte de la vérnix que cubría la piel del bebé y el lanugo han desaparecido. Tu cuerpo ha estado suministrando anticuerpos al bebé a través de la placenta, que ayudarán al sistema inmunológico del bebé a luchar contra infecciones en los primeros 6-12 meses de vida.

Tu cuerpo

Las contracciones de Braxton-Hicks pueden volverse más frecuentes. Estas contracciones suelen ser dolorosas y fuertes, como las del parto real, pero no son regulares y no aumentan su intensidad.

Otra señal de parto, como la ruptura de la bolsa de líquido amniótico, puede ocurrir en cualquier momento. Cuando se rompe la bolsa, algunas mujeres sienten una pérdida grande y repentina de líquido, y otras, una pequeña pérdida continua.

A muchas mujeres se les rompe la bolsa sólo en el momento del parto. A otras, el médico tiene que romperles la bolsa para poder comenzar el parto o para acelerarlo. Si crees que se te ha roto la bolsa o tienes contracciones regulares, ponte en contacto con tu médico.

Acceso a la fuente de consulta: 

Semana 39 de emabrazo. KidsHealth. [Fecha de consulta: 02/05/2017]

Comparte