La semana 23 del embarazo

28/04/2017

Aunque ya comienza a acumularse grasa en el cuerpo del bebé, la piel todavía está floja, y por eso el bebé tiene un aspecto arrugado. La rutina de ejercicios diarios de tu bebé incluye mover los músculos de los dedos de las manos y los pies, de los brazos y las piernas regularmente. Como consecuencia de todo esto, es posible que sientas movimientos más bruscos.

Ahora tu bebé pesa un poco más de 454 gramos. Si en esta semana se produjese el parto prematuro y naciera el bebé, éste podría sobrevivir con la ayuda de asistencia médica experta. Sin embargo, el niño podría padecer problemas de salud permanentes desde leves hasta graves.

Con el avance de la investigación y el conocimiento en este campo de la medicina fetal, el pronóstico a largo plazo de los bebés prematuros mejora año tras año.

Tu cuerpo

Cuanto más se acerque a la fecha establecida de parto, más difícil te va a resultar dormir. La ansiedad, la necesidad frecuente de orinar, la acidez, los calambres en las piernas y el malestar general se pueden traducir en poco descanso durante las noches para la mujer embarazada. Pero la salud de tu bebé y la tuya dependen de que descanses lo necesario. Prueba a darte un baño de agua tibia, escuchar música o leer un libro que te relaje, o beber una infusión que te ayude a prepararte para dormir.

Muchos médicos recomiendan a las mujeres embarazadas dormir de costado, en vez de espalda o boca abajo, para no interrumpir el flujo sanguíneo hacia la placenta. Si estas posiciones te resultan incómodas, prueba a colocar una almohada entre las rodillas para aliviar la presión de tu peso al dormir de costado.

Acceso a la fuente de consulta:

Semana 23 de embarazo. KidsHealth. [Fecha de consulta: 23/05/2017]