La semana 21 del embarazo

30/04/2017

El líquido amniótico que ha protegido y sostenido a tu bebé en el útero cumple ahora otra función. El grado de desarrollo de los intestinos permite absorber cantidades pequeñas de azúcar del líquido que el bebé traga.

Estas pequeñas cantidades de azúcar pasarán al intestino grueso a través del sistema digestivo. Sin embargo, todos los nutrientes del bebé siguen proviniendo de ti misma a través de la placenta.

Hasta ahora, el hígado y el bazo del bebé han sido los responsables de la producción de glóbulos rojos. (El hígado del feto deja de producir glóbulos rojos unas semanas antes del parto y el bazo lo hace en la semana 30).

Pero ahora, los espacios de la médula ósea se han desarrollado lo suficiente para también contribuir en la formación de glóbulos rojos y la médula ósea se convertirá en el centro más importante de producción de glóbulos rojos en el tercer trimestre.

Tu cuerpo

¿Es bueno hacer ejercicio durante el embarazo? El ejercicio es una manera excelente de mantenerse en forma durante el embarazo y hasta puede reducir al mínimo ciertos síntomas, como las várices, el aumento de peso excesivo y el dolor de espalda. Pero éste no es un buen momento para comenzar a entrenarse para un triatlón. Es importante comenzar poco a poco.

Puesto que durante el embarazo los ligamentos son más laxos, corres un riesgo mayor de lesionarte. Por lo tanto, realiza ejercicios de poco impacto, como el yoga, la natación o caminar. Consulta con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios mientras estás embarazada.

Acceso a la fuente de consulta:

Semana 21 de embarazo. KidsHEalth. [Fecha de consulta: 23/05/2017]