• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Preguntas frecuentes sobre las escayolas

05/10/2015

Las escayolas impiden que se muevan los huesos rotos para que se puedan curar. Pero no todos los huesos fracturados se corrigen con escayolas. Algunas fracturas, como las de costilla, clavícula, fémur y algunas de las que afectan a los dedos de manos o pies no se escayolan sino que se curan con otros procedimientos.

Una escayola es un vendaje voluminoso que consta de dos capas: una suave, de algodón, que está en contacto con la piel y otra dura externa que impide que el hueso se mueva de sitio. Se pueden fabricar con yeso o con material sintético. Las segundas son más ligeras y más resistentes al agua, pero no son impermeables. 

¿Se pueden mojar las escayolas de yeso?

La respuesta es no, ya que una escayola mojada se empezaría a deshacer al entrar en contacto con el agua y no podría mantener el hueso en su sitio. Además, se podría irritar la piel del área escayolada, lo que podría desembocar en una infección. Por lo tanto, las escayolas de yeso no se deben sumergir y se deben utilizar bolsas de plástico o mangas impermeables para protegerlas del agua.

¿Se pueden mojar las escayolas sintéticas?

Aunque la fibra de vidrio de la capa externa sea impermeable, el relleno de la capa interior no lo es. Por lo tanto, sigue siendo importante mantenerlas secas. De todos modos, las fundas impermeables permiten que los niños se bañen e incluso que naden durante el proceso de curación.

¿Cómo debo actuar si a mi hijo le pica debajo de la escayola?

Prueba a dirigir un poco de aire hacia el interior de la escayola con un secador de pelo, asegurándote de utilizar la función de aire frío. No viertas nunca polvos de talco o aceites calmantes dentro de la escayola ni intentes rascarle introduciendo dentro de la escayola un objeto largo, puntiagudo o punzante, porque podrías irritarle o hacerle rasguños, lo que podría provocarle una infección.

¿Y si a mi hijo se le ponen blancos, morados o azules los dedos de las manos o los pies, o la piel que hay alrededor de los bordes de la escayola se enrojece o se pone en carne viva?

Si los dedos de las manos o de los pies de tu hijo cambian de color, es posible que la escayola le vaya demasiado apretada. El enrojecimiento y la carne viva son signos típicos de que la escayola está húmeda por dentro debido al sudor o al agua que ha entrado. A veces los niños estiran del relleno interior y los bordes de la capa externa les rozan la piel y se la irritan. Si le ocurre a tu hijo, llama al pediatra para que resuelva el problema lo antes posible.

¿Cómo se extraen las escayolas?

El pediatra utilizará una pequeña sierra eléctrica para extraer la escayola. Aunque es posible que la imagen de la sierra y el sonido que emite asusten a tu hijo, el proceso será rápido e indoloro. La hoja de la sierra, en vez de estar afilada, es roma y redondeada y funciona vibrando. La vibración es lo bastante fuerte como para romper la fibra de vidrio o el yeso, pero no debería lastimar la piel de tu hijo y hasta podría hacerle cosquillas.

¿Qué aspecto tendrá y cómo sentirá mi hijo el área lesionada cuando le quiten la escayola?

Cuando le hayan extraído la escayola a tu hijo, el área lesionada se verá rara y tu hijo también la notará rara. Tendrá la piel pálida, seca o escamosa; el pelo se verá más oscuro; y esa parte del cuerpo se verá más pequeña o más débil. Pero solo se tratará de un cambio temporal.

Acceso a la fuente de consulta:

Preguntas frecuentes sobre las escayolas. KidsHealth. [Fecha de consulta: 05/10/2015]

Comparte