• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Parto natural: ¿la norma o la excepción?

14/06/2012

Muchos expertos consideran que la visión del parto natural como algo doloroso y traumático ha quedado obsoleta. Afirman que debe tenerse en cuenta la evidencia científica actual que existe a favor de que los nacimientos sean lo menos medicados posible.
Muchos médicos están poniendo de relieve la necesidad de romper con estereotipos ya anticuados y difundir que el parto natural (que actualmente se denomina con más frecuencia normal o respetado) conlleva algunas ventajas para la madre. Tan es así que el Ministerio de Sanidad tiene aprobada des de hace años una Estrategia de Atención al Parto Normal, dirigida a profesionales y a centros de salud. Dicho plan incorpora una detallada guía también para futuras madres.

Los especialistas apuntan que el parto es un proceso para el cual la mujer está anatómicamente preparada, y que sólo debe medicarse si es necesario y científicamente recomendable. En particular, consideran que en ocasiones se inyecta oxitocina sin ser precisa (una hormona que, entre otras cosas, ayuda a expulsar el feto). Se administra en más de la mitad de los partos cuando, en realidad, se calcula que sólo haría falta en el 10% de los casos.

Otra de las prácticas que algunos expertos no ven clara es la episiotomía, una incisión que se hace en la parte inferior de la vagina, denominada región perineal. Esta se realiza en un 42% de los partos, aunque muchos médicos consideran que solamente sería necesaria en un 15% de los casos. Cabe señalar que las cesáreas (incisión en el abdomen de la madre) sobrepasan en un 7% lo que marcan los estándares internacionales.

Por lo que respecta a la anestesia epidural, los especialistas del parto normal consideran que sólo debe administrarse si la madre lo considera necesario. En la actualidad esto sucede en el 72% de los casos. A pesar de todo, señalan la importancia de informar que se puede paliar el dolor mediante otros medicamentos, como analgésicos, acupuntura o incluso el hecho mismo de caminar un poco antes del parto. Además, señalan que notar el contacto inmediato con el bebé es bueno para la madre y también para la lactancia. En cualquier caso, ponen énfasis en que “cualquier decisión es respetable”.

En cuanto al lugar del alumbramiento, muchos médicos empiezan a considerar que un quirófano no es el más indicado. En general sugieren que un ambiente íntimo y relajado es más propicio, ya que inhibe la secreción de adrenalina, perjudicial para el parto. Así, se está empezando a trabajar con elementos innovadores, como la aromaterapia o el uso de música.

En definitiva, los científicos partidarios del parto normal, más que dar unas directrices rígidas, proponen que el proceso sea natural, y medicar sólo si es imprescindible.

Fuente: El País 

Comparte