• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Padres sedentarios, adolescentes sedentarios

16/04/2013

Los jóvenes perciben a sus progenitores como agentes educativos con gran influencia en su estilo de vida. Si los padres son sedentarios, es muy posible que sus hijos también lo sean.
Un estudio publicado en el Journal of Sports Science and Medicine , y realizado por investigadores de la Universidad de La Rioja (UR), constata que los hábitos y educación de los padres repercuten en la actividad física que desarrollan los adolescentes. Los resultados muestran que las probabilidades de que los jóvenes no practiquen ejercicio se multiplica por cuatro si los padres llevan una vida sedentaria.

El estudio, realizado por miembros del grupo Actividad Física y Deporte en el espacio de Tiempo libre y Ocio (AFYDO), trata de explicar cómo, cuándo y por qué los padres ejercen una influencia negativa en los hábitos saludables de los hijos, favoreciendo que estos no practiquen los niveles de actividad física recomendados.

Los resultados analizan los comportamientos, las actitudes y las motivaciones de los adolescentes respecto a la práctica de ejercicio físico y de deporte en el tiempo de ocio. La muestra consistió en 1.978 alumnos de entre 12 y 16 años de centros escolares de la comunidad autónoma de La Rioja, escogidos aleatoriamente. La metodología se basó en la realización de cuestionarios a los adolescentes y en la observación de grupos de discusión con padres, profesores y estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

En el momento en que se realizaron las encuestas, el 78,4 % de los jóvenes ejercía actividades físico-deportivas en su tiempo libre, el 18,5 % había dejado de practicarlas, y el 3,1 % nunca había participado en ejercicios de este tipo.

Según los investigadores del estudio, es cuatro veces más probable que un adolescente sea físicamente inactivo si los padres nunca han participado en actividades físico-deportivas en su tiempo libre . En cambio, cuando los adultos confieren gran importancia al ejercicio físico, el sedentarismo de sus hijos se ve minimizado.

Los jóvenes conciben a sus progenitores como agentes educativos con gran influencia en su estilo de vida sedentario. Sin embargo, el estudio confirma que el nivel educativo de los padres no afecta a la participación de sus hijos en actividades físicas.

Por otro lado, es tres veces más probable que las niñas no realicen actividades físico-deportivas en su tiempo libre, en comparación con los varones. Para los autores de la investigación, el género se erige como un factor asociado fuertemente a estas prácticas, y va a reclamar una atención más exhaustiva en futuros análisis.

Referencia bibliográfica:
Sanz-Arazuri E., Ponce-de-León-Elizondo A., Valdemoros-San-Emeterio MA. Parental predictors of physical inactivity in Spanish adolescents. Journal of Sports Science and Medicine , 2012; 11: 95-101.

Etapa: 

Comparte