Oxiuriasis: ¿por qué algunos niños tienen lombrices intestinales?

05/07/2021

Los oxiuros (de nombre científico Enterobius vermicularis), más conocidos como lombrices, son un tipo de parásito intestinal muy frecuente en pediatría. Se trata de un gusano redondo, de aspecto blanco y muy delgado, que mide alrededor de 5mm de largo. Es la infección por gusano más frecuente en Europa, y afecta sobre todo a niños de entre 5 y 10 años. La infección causa un picor anal intenso, por lo que puede ser molesta, pero no es grave y su tratamiento es sencillo. Además, padecer una infección de este tipo no se relaciona con la suciedad o la falta de higiene corporal. 

¿Cómo un niño puede infectarse de oxiuros? 

Las lombrices adultas viven en el intestino grueso de los humanos. Cuando las hembras están gestando, salen al exterior y ponen sus huevos en la región anal del huésped. Este proceso, que tiene lugar sobre todo de noche produce un importante picor anal. Al rascarse, los niños recogen de manera inadvertida los huevos del oxiuro en sus manos y, especialmente bajo sus uñas. Los huevos pueden sobrevivir hasta 2-3 semanas en el exterior. Así, mientras están en las manos del niño, éste puede contagiar a sus convivientes y también a sí mismo al tocar comida u objetos (como ropa interior, sábanas etc.) con las manos contaminadas. 

Posteriormente, cuando otra persona ingiere los huevos, éstos eclosionan en su intestino delgado, de donde saldrán las larvas. Las larvas, una vez maduran en especímenes adultos, migran al intestino grueso, donde se aparearán para poner sus huevos en la región anal y así perpetuar su ciclo reproductivo, que suele durar entre uno y dos meses en su totalidad.  

Es importante destacar que el único reservorio del oxiuro es el ser humano, de modo que no es posible la transmisión con animales domésticos. 

¿Cuáles son sus síntomas?

Como ya se ha mencionado, el principal síntoma de la infección por oxiuros es el picor anal, que en el caso de las niñas puede asociarse a picor vulvar. Dado que este síntoma aparece sobre todo de noche, puede ocasionar irritabilidad, sueño intranquilo e incluso sonambulismo. Además, cabe la posibilidad de que con el rascado se lesione la piel de la región anal, hecho que puede ocasionar infecciones bacterianas de la zona. 

Por el contrario, la infección por lombrices no ocasiona fiebre ni diarrea. Además, no está clara su relación con el dolor abdominal o el bruxismo (rechinar de los dientes) nocturnos. Asimismo, es muy habitual que los adultos no presenten síntomas a pesar de padecer la infección. 

¿Cómo se puede diagnosticar la infección por oxiuros?

Por un lado, mediante la visualización directa de las lombrices adultas. Esto se puede hacer sobre todo en la noche, que es cuando las hembras salen para poner sus huevos. Separando las nalgas del niño y enfocando con una luz la región anal, pueden identificarse fácilmente los oxiuros. Como se ha mencionado, son blancos, muy delgados, y miden entre 5 y 13mm de diámetro. 

Por otro lado, mediante la visualización en una muestra de los huevos con un microscopio (miden 25x50 micrómetros por lo que no son visibles a simple vista). La muestra se recoge colocando un trozo de papel celo transparente en la región anal, antes del lavado matutino. El fragmento de celo se retira y se pega en un portaobjetos para su examinación en el laboratorio. El proceso se debería repetir tres días consecutivos. 

En los casos en los que los síntomas sugieran claramente una infección por oxiuros, el médico puede decidir aplicar el tratamiento, aunque no se hayan podido observar las lombrices o sus huevos. No está indicado realizar otras pruebas además de las mencionadas. Dado que es raro que los oxiuros o sus huevos se encuentren en las heces, no está indicado su examen de rutina. Además, a diferencia de otros parásitos, los oxiuros no producen una elevación de la cifra de eosinófilos en sangre (un tipo de glóbulo blanco), por lo que una analítica sanguínea no es necesaria. 

¿Cómo se puede tratar la infección y cómo puede prevenirse?

Son varios los medicamentos usados para tratar la infección (palmoato de pirantel, mebendazol, albendazol…). Todos se administran por vía oral y mediante una única dosis destruyen a las lombrices adultas. A pesar de eso, ninguno de ellos es capaz de eliminar los huevos de oxiuro, de modo que se deberá repetir el tratamiento al cabo de dos semanas, para erradicar también las larvas que hayan eclosionado tras la toma del medicamento. Además, dado que los oxiuros se transmiten muy fácilmente entre familiares, es recomendable que todos los convivientes del paciente reciban tratamiento farmacológico, tengan o no síntomas. Las mujeres embarazadas deberán consultar con su médico de referencia antes de recibir el tratamiento.  

Dado que los huevos pueden persistir 2-3 semanas en el exterior, cabe la posibilidad de que la infección reaparezca, sin que ello signifique que los parásitos sean resistentes al tratamiento. Además, se debe recordar que el picor puede persistir hasta una semana después de haberse administrado el tratamiento farmacológico. Entre tanto, se puede aliviar sentando al niño en agua tibia, durante 20 o 30 minutos 3 o 4 veces al día. 

Además de lo mencionado, otras medidas a tomar son el lavado de ropa que pueda contener huevos (pijamas, ropa interior, sábanas…), limpiar el suelo y realizar duchas matutinas (es preferible la ducha al baño para evitar la propagación de los huevos por el agua). 

La medida más importante para prevenir la infección por oxiuros es mantener una correcta higiene de manos, especialmente antes de las comidas y después de ir al baño o de cambiar pañales. Además, es recomendable mantener las uñas cortas, limpias y bien cortadas. 

Acceso a las fuentes de consulta:
  • American Academy of Pediatrics. Red Book: 2018-2021 Report of the Committee on Infectious Diseases. 31ª edición. Páginas 634-635. 
  • Keder K. Enterobiasis (pinworm) and trichuriasis (whipworm). Uptodate. Consultado el 26/06/2021. 
×

#BHHAwards 2021

Relevant Actors in the Health Sector

El hospital Sant Joan de Déu Barcelona ha sido nominado a los premios BHH Awards 2021, en la categoría de Mejor Hospital Innovador: por implementar y ofrecer herramientas digitales para mejorar el viaje y la experiencia de los pacientes y sus familias. ¿Nos ayudas a hacerlo posible? ¡Necesitamos tu voto! Muchas gracias