• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Los niños menores de tres años no deberían ver la televisión

31/10/2012

Según un nuevo estudio, la televisión, los ordenadores y los videojuegos provocan daños en el desarrollo infantil antes de los 3 años de edad.
Según un estudio publicado en la revista médica británica Archives of Disease in Childhood , las autoridades y profesionales sanitarios deberían limitar y controlar el consumo de televisión o de cualquier aparato que implique una pantalla por parte de los niños menores de 3 años.

El estudio expone que esta precoz exposición a la pantalla causa daños en el desarrollo infantil, así como problemas físicos a largo plazo . Aric Sigman, autor de la investigación, destaca que los efectos negativos en la salud comienzan tras permanecer sentado más de dos horas, e incluyen riesgo de padecer obesidad y problemas cardíacos a largo plazo. Además, explica, los niños necesitan interactuar con sus padres, cara a cara, y no con una pantalla de ordenador o televisión.

Vivimos un momento en el que la tecnología avanza rápidamente y aparecen nuevos dispositivos constantemente. Esto se traduce en una mayor exposición de los menores a las pantallas. Muchos pediatras se preguntan cómo esta sobreexposición puede afectar al rápido desarrollo cerebral en niños y adolescentes.

El Departamento de Sanidad de Estados Unidos considera la reducción del tiempo de exposición a las pantallas como una prioridad de salud. Sigman sugiere que es mejor que los niños no estén en contacto con ninguna pantalla hasta los 3 años de edad, y que es aconsejable incrementar gradualmente la exposición a las pantallas hasta un máximo de dos horas para los mayores de 16 años.

Los padres deben “promover” el no tener ningún tipo de aparatos audiovisuales en los dormitorios, según manifiesta el médico, y ser conscientes de que sus propios hábitos influyen sobre los hijos.

El estudio no ha dejado indiferentes a otros investigadores. Dorothy Bishop, profesora de desarrollo neuropsicológico en la Universidad de Oxford, critica a Sigman por no tener el conocimiento de un puesto clínico o académico, y agrega que sus afirmaciones parecen ser especulativas. De hecho, afirma que, con sus argumentos, bien podría concluir que los niños no deberían leer libros.

Sigman se defiende explicando que él escogió no tener un puesto en la universidad ni trabajar en educación sanitaria. “Voy a las escuelas y hablo con los niños, usualmente sobre los peligros del alcohol, intentando retrasar la edad en la que empiezan a beber”, dice el médico, y añade: “Limitar el uso de aparatos electrónicos es un problema sanitario similar”.

Fuente:
Los niños menores de tres años no deberían ver televisión, según un estudio.
http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/10/09/actualidad/1349811518_317135.html

Comparte