• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Por qué los niños deben hacer deporte?

17/05/2012

Cada vez hay más evidencias médicas que avalan los beneficios del deporte para la salud de los más jóvenes. El deporte es un hábito que se empieza a inculcar ya en la edad preescolar. Además, está probado que los niños deportistas tienen mayor concentración y son más equilibrados emocionalmente.
Los científicos están cada día más convencidos de las ventajas de hacer deporte ya desde la infancia. En particular, la Fundación Española del Corazón destaca relación directa entre mantener el peso ideal y prevenir la obesidad, así como la diabetes tipo 2.Además, se incrementa el número de glóbulos blancos en la sangre, es menos probable desarrollar enfermedades como la osteoporosis, desarrolla la agilidad y los reflejos y además ayuda a tomar conciencia del propio cuerpo.

El deporte además aporta beneficios psíquicos y emocionales para el niño. En general, los niños con un buen volumen de actividad física tienen una mayor capacidad de concentración, cosa que incrementa su rendimiento escolar. Además, ayuda a combatir posibles crisis de ansiedad o de depresión. También cabe destacar el elemento socializador del deporte, ya que los niños deportistas desarrollan más el compañerismo y menos la conducta agresiva.

El deporte que tiene que hacer cada niño depende de la edad y de las preferencias. Hasta los ocho años, lo más indicado para los niños son los juegos de psicomotricidad, de coordinación y de equilibrio. Los ejercicios deben ayudarles a ganar sentido del ritmo y del espacio. Es importante tener en cuenta que, en los más pequeños, las actividades no tienen por qué seguir un programa rígido. Para motivarles, es mucho más eficaz buscar juegos variados o actividades familiares que le gusten.

Más adelante, entre los 8 y los 14 años, ya pueden empezar a desarrollar cualidades físicas más específicas, y ello incluye la técnica concreta de cada deporte. Finalmente, superados los 14, se pueden empezar los entrenamientos especializados, aumentando la carga de trabajo. La carrera de larga distancia está desaconsejada hasta alcanzar la madurez.

Los expertos aconsejan que la cantidad de ejercicio esté alrededor de los sesenta minutos diarios. Es recomendable que el deportista pase una revisión médica, al menos una vez al año, para garantizar que está en buena condición física.

Es importante tener en cuenta las siguientes precauciones:

  • El ejercicio empieza de forma moderada para ir creciendo en intensidad.
  • Debe cuidarse la hidratación antes, durante y después del ejercicio.
  • Deben excluirse los deportes que requieran mucha fuerza física.
  • Cualquier problema o dificultad física que aparezca debe consultarse con el médico.

El deporte, sin embargo, está contraindicado para niños que padezcan un retraso en el crecimiento, alguna insuficiencia renal o hepática, enfermedades metabólicas no controladas o hipertensión arterial. Además, los que padezcan obesidad deberán tener un plan de entrenamiento específico.

Fuente: http://www.fundaciondelcorazon.com/ejercicio/para-ninos/988-beneficios-de-la-practica-deportiva-para-ninos.html

Comparte