• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Miopía: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

30/04/2014

La miopía, referida en algunas ocasiones como visión corta, es un trastorno de la vista que impide ver con toda nitidez los objetos más alejados del campo visual.

Afecta a niños y niñas por igual, y las personas que tienen algún antecedente familiar son más propensos a sufrirla.

¿Qué es la miopía?

La miopía es un problema relacionado con el fenómeno de refracción de la luz, es decir, el fenómeno que hace que esta se curve modificando su trayectoria. Las personas ven gracias a que el cristalino (en la parte frontal del ojo) refracta los rayos de luz y los proyecta sobre la retina, en la parte posterior del globo ocular.

Sin embargo, si la longitud física del ojo es mayor a la longitud óptica, los rayos de luz más lejanos en el campo visual no convergen, y por lo tanto la imagen que se proyecta en la retina no está enfocada. Cuando esto ocurre, el cerebro recibe la impresión de que la imagen es borrosa.

A pesar de esta anomalía, un ojo miope se puede considerar, en general, sano; si bien es cierto que un pequeño porcentaje corre el riesgo de desarrollar una particular forma de degeneración de la retina.

Síntomas de la miopía

Un niño puede padecer miopía si observa correctamente objetos cercanos, pero los lejanos los ve borrosos. Ello puede notarse porque a veces entrecierra los ojos, como si realizara un esfuerzo para ver con más nitidez, al ver objetos que están a lo lejos.

Es común que se note en niños en edad escolar, aunque también en adolescentes, por ejemplo en clase si se queja de que no ve bien la pizarra. En casa podemos sospechar que el niño tiene miopía si se acerca mucho a los libros para leer, al televisor o a la tableta.

Además, también puede provocar tensión ocular, y más raramente, dolor de cabeza.

Diagnóstico de la miopía

Cuanto antes se diagnostique una miopía, mejor.

Para ello, el facultativo realizará un examen oftálmico estándar, un proceso que puede consistir en varias de las siguientes pruebas:

  • Medir la presión ocular.
  • Examinar la refracción.
  • Examinar la retina.
  • Examinar la percepción cromática (para detectar daltonismo, si se da el caso).
  • Examinar los músculos del ojo.
  • Realizar los test de agudeza visual (denominados tests de Snellen y de Jaeger).

Tratamiento de la miopía

Las personas que padezcan miopía pueden corregir su visión empleando lentes, ya sean de contacto o gafas.

La miopía empeora con el paso del tiempo. Por ello, los usuarios de lentes necesitarán ir cambiándolas a medida que van creciendo. Por lo general, después de los 20 años la miopía se estabiliza. Existe la posibilidad de tratar la miopía mediante cirugía láser.

¿Se puede prevenir la miopía?

No hay forma de prevenir la miopía.

Existe la creencia popular de que leer mucho o ver la televisión de muy cerca causa miopía, pero es falsa. Así mismo, también es falsa creencia que el uso de lentes frene su progreso.

Referencia bibliográfica

Visión corta. MedLine Plus. 2014.

Comparte