Métodos no farmacológicos para el alivio del dolor intraparto

05/01/2021

Los métodos que han demostrado ser eficaces para aliviar el dolor en el trabajo de parto son el apoyo y acompañamiento y la inmersión en el agua. Otros métodos como la acupuntura, la psicoprofilaxis o la hipnosis están poco documentados. En el caso que quieras usarlos, podrás hacerlo.

Apoyo durante el parto

El apoyo continuo es efectivo en el alivio del dolor, especialmente si es por la persona que elijas. Se recomienda que el apoyo sea continuo y siempre por la misma persona. Se hará todo lo posible para mantener tu privacidad, el entorno calmado y cómodo, evitando las intervenciones no necesarias.

El apoyo integral y continuo de tu matrona te permitirá disminuir la sensación de miedo y favorecerá tu participación activa en el trabajo de parto.

Inmersión en el agua (hidroterapia)

La hidroterapia es la utilización del agua como agente terapéutico mediante la aplicación práctica de sus principios físicos (mecánicos y térmicos) sobre el cuerpo humano.

En el trabajo de parto la hidroterapia se define como la inmersión de una mujer embarazada en una bañera o piscina de partos con agua caliente (36,5 - 37ºC) hasta el nivel del pecho, como máximo dos horas consecutivas y siempre que cumplan una serie de criterios que lo permitan.

El objetivo principal es contribuir a la relajación y el alivio del dolor de la gestante aprovechando los beneficios de la inmersión en agua caliente, favoreciendo las posiciones que ayuden al descenso fetal, de manera que se reduzcan las intervenciones innecesarias y la medicalización del parto.

Las ventajas de la hidroterapia durante el parto en general son:

  • el aumento de la movilidad gracias a la flotabilidad.
  • la relajación y disminución de la sensación dolorosa relacionado con el calor del agua.
  • el aumento de secreción de oxitocina secundaria a la relajación y liberación de serotonina.
  • el aumento de la vascularización uterina dando lugar a una mayor oxigenación produciendo contracciones uterinas más efectivas.
  • la reducción en el tiempo de la primera y segunda fase de parto.
  • la disminución de la tensión arterial con una inmersión hasta los hombros. 
  • el aumento del grado de satisfacción materna.
  • durante el período de dilatación acelera la dilatación cervical y contribuye a la disminución de la necesidad del uso de oxitocina.

El expulsivo bajo el agua no se recomienda como forma planificada de nacimiento, ya que no está exento de riesgos para el recién nacido. Por este motivo, y hasta que no surja evidencia científica sobre la atención al expulsivo en el agua, llegado el momento del expulsivo se vaciará el agua de la bañera o se asistirá el parto fuera de ésta. Conseguir un nacimiento en agua no es el objetivo final del uso de la hidroterapia durante el parto; sino conseguir un mejor alivio del dolor y aprovechar las ventajas que ofrece el agua durante el trabajo de parto.

¿En qué condiciones se puede usar la hidroterapia?

Las condiciones para poder usar la hidroterapia son que seas una gestante de bajo-medio riesgo, en trabajo de parto activo (idealmente con dilatación de más de 4 cm) y con contracciones regulares. Previamente se colocará un registro cardiotográfico para comprobar el bienestar fetal durante 30 minutos. Se recomienda que lleves una vía venosa perférica antes de entrar en la bañera.

En algunas circunstancias, la hidroterapia está contraindicada: en los embarazos de alto riesgo, con control insuficiente, si tienes menos de 18 años, si tienes fiebre o se sospecha infección, si tienes antecedentes de distocia de hombros, sangrado vaginal activo o si se te han administrado narcóticos en las últimas seis horas.

La temperatura de la bañera se mantendrá constante en 36,5ºc - 37ºC y la temperatura ambiente será de 24ºC. Como en cualquier atención al parto, en todo momento se procurará mantener un ambiente tranquilo y preservar la intimidad. Puede hacerse uso de aromaterapia, música relajante y audiovisuales si lo deseas.

Durante el proceso de parto se realizarán los cuidados habituales según nuestro protocolo.

Es importante que estés acompañada en todo momento. Se controlarán tus constantes vitales y se controlará el bienestar fetal con registro intermitente con transductores sumergibles. Se recomienda que sigas hidratándote de forma adecuada agua, zumos o bebidas isotónicas.

Se debe mantener la limpieza y emplear precauciones para evitar infecciones. Se renovará el agua las veces que sea necesario. A las dos horas de inmersión se deberá revalorar la evolución del trabajo de parto. No podrás usar hidroterapia si necesitas oxitocina o si se administra anestesia epidural.

Ante cualquier duda respecto los métodos no farmacológicos para el alivio del dolor intraparto disponibles consulta con el equipo asistencial. Consulta en este enlace para más infromación sobre las instalaciones de nuestro Hospital y el Programa MARE, un modelo de maternidad respetada que nos hace diferentes en la asistencia obstétrica, del embarazo, del parto y del postparto. 

Este artículo forma parte de un documento más amplio que puedes descargar a continuación.

×

#BHHAwards 2021

Relevant Actors in the Health Sector

El hospital Sant Joan de Déu Barcelona ha sido nominado a los premios BHH Awards 2021, en la categoría de Mejor Hospital Innovador: por implementar y ofrecer herramientas digitales para mejorar el viaje y la experiencia de los pacientes y sus familias. ¿Nos ayudas a hacerlo posible? ¡Necesitamos tu voto! Muchas gracias