• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Más ejercicio físico equivale a menos dolor de espalda

15/11/2012

Muchos niños y jóvenes acabarán sufriendo dolor de espalda en algún momento de su vida. ¿El motivo? Cargan con demasiado peso en sus mochilas. Moderando ese peso y con una buena dosis de ejercicio físico este problema se podrá evitar.
Hay diversos estudios que avalan la actividad física como algo necesario desde edades tempranas para que la columna vertebral adquiera su forma definitiva. El ejercicio físico reduce el riesgo de padecer dolencias de espalda y aumenta la probabilidad de que, si aparece, el dolor sea de corta duración y tenga un impacto mínimo.

La Fundación Kovacs expone datos alarmantes. El número de menores de 16 años que han sufrido dolor de espalda alguna vez ya es similar al de los adultos. A esas edades, el 51 por ciento de los niños y el 70 por ciento de las niñas han padecido algún episodio. Según el mismo estudio, este tuvo una repercusión grave en la vida cotidiana en el 21% de los chicos y en el 31% de las chicas .

Es por eso que la fundación mencionada puso en marcha, por décima vez, la campaña de “Prevención del Dolor de Espalda entre los Escolares españoles”, impulsada por la Organización Médica Colegial. En ella se incluían los siguientes puntos como ejes destacados:

  • Fomentar la práctica de ejercicio físico .
  • Reducir el peso que los niños y jóvenes llevan en sus mochilas.
  • Fomentar el uso de la mochila de ruedas, en detrimento de la que se cuelga sobre los hombros.
  • Adecuar el mobiliario del hogar y de la escuela (para evitar agacharse cargando peso).
  • Crear hábitos saludables entre niños y jóvenes para prevenir el dolor en la edad adulta.

Según las fuentes de la fundación Kovacs, la eficacia de estas medidas se ha podido comprobar en diferentes estudios científicos. No es relevante qué tipo de deporte se practica. Lo más aconsejable es que se elija uno que guste mucho al niño, para que ello genere un hábito. En este sentido, los expertos señalan que lo importante es mantener la costumbre de hacer ejercicio , más que realizar uno en concreto.

Padecer dolor de espalda cuando se es niño aumenta de forma peligrosa el riesgo de sufrirlo de forma crónica en la etapa adulta. Se trata de una dolencia que ejerce una influencia notable en la calidad de vida. Incluso existen informes que prueban que hay una correlación entre este tipo de dolor y el sueldo medio de las personas que lo padecen.


¿Qué hacer cuando el dolor de espalda ya ha aparecido?

  • Restringir el reposo en cama, puesto que éste puede llegar a ser perjudicial (antiguamente, se recomendaba este tipo de reposo en caso de dolor, pero los estudios han demostrado que ello aumenta la duración del episodio doloroso).
  • Realizar la máxima actividad que el cuerpo permita.
  • Adopción de buenas posturas (sillas regulables, espalda recta).
  • Dormir en una buena cama (se aconseja una firmeza intermedia del colchón).
  • Disponer de mochilas con ruedas y evitar cargar el peso en la espalda.
  • En caso de que se opte por la mochila tradicional, colocarla adecuadamente para repartir el peso simétricamente. Este nunca debe exceder en un 10% el peso corporal.

Fuente : https://www.cgcom.es/noticias/2012/09/12_09_05_tebeo_espalda

Comparte