• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

La lactancia materna previene la hiperactividad

01/10/2017

Un nuevo estudio concluye que un niño que se haya alimentado del pecho de su madre tiene menos probabilidades de padecer hiperactividad en el futuro.

La hiperactividad es el trastorno más frecuente diagnosticado en niños y adolescentes de Occidente. Una investigación realizada por científicos de la Universidad de Tel Aviv (Israel) ha concluido que existe una relación entre el tipo de lactancia de los bebés y la posibilidad de que puedan desarrollar TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad) en el futuro.

Para ello, se analizaron los hábitos de lactancia que habían llevado niños de entre 6 y 12 años durante su primer año de vida. En el estudio se incluyeron tres grupos de individuos: aquellos que padecían TDAH, hermanos de los afectados y los que no tenían el trastorno. Además, los padres contestaron un cuestionario con factores médicos, demográficos y sociológicos (falta de peso al nacer, diabetes de la madre, factores educativos, etc.) que se cree pueden estar relacionados con la hiperactividad y que, por lo tanto, también se tuvieron en cuenta para el análisis.

Los investigadores concluyeron que existe una conexión entre los hábitos de lactancia del bebé y las posibilidades de que padezca TDAH en su infancia o adolescencia. En especial, se observó que los niños que dejan antes la lactancia materna tienen más riesgo de padecer TDAH; sólo un 49 % de los niños que padecen hiperactividad habían seguido alimentándose del pecho de su madre a partir de los tres meses de edad, frente a un 73 % de los niños sanos.

Aún se desconocen las razones por las que la leche materna puede prevenir este trastorno y es un campo aún por estudiar. Podría tratarse de algún elemento concreto que contiene la leche materna o ser consecuencia de los lazos de unión que se crean entre madre e hijo con esta práctica. En cualquier caso, se trata de un beneficio más de los muchos que tiene la lactancia materna.

Acceso a la fuente: 

Aviva Mimouni-Bloch, Anna Kachevanskaya, Francis Benjamin Mimouni, Avinoam Shuper, Eyal Raveh, Nehama Linder. Breastfeeding May Protect from Developing Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder. Breastfeeding Medicine, 2013; 130410052833002 DOI: 10.1089/bfm.2012.0145.

Comparte