• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

La importancia de facilitar la lactancia materna en las guarderías

29/10/2012

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha elaborado un protocolo para favorecer la lactancia materna hasta las edades recomendadas. Para ello, es fundamental facilitar su consumo en las escuelas infantiles.
La Organización Mundial de la Salud recomienda que la lactancia materna se realice de forma exclusiva hasta los seis meses de edad y complementaria hasta los dos años . De la misma manera, los expertos señalan que la leche materna supone la manera más aconsejable de alimentar a los niños durante los primeros años de vida . La lactancia materna cubre todas las necesidades del bebé, y además, diversos estudios han demostrado que protege contra enfermedades como la obesidad o el asma infantil, y que además mejora el desarrollo intelectual, psicomotor y social. Por ello, contribuir a mantener la lactancia materna durante la jornada escolar es uno de los objetivos de la AEP .

Los datos advierten que, aunque más del 70% de las madres españolas amamantan a sus hijos durante las primeras semanas de maternidad, el 61% lo deja antes de los seis meses . La dificultad de la lactancia materna durante la estancia en la guardería es un claro obstáculo, y por ello, se debe luchar para posibilitar esta opción.

La doctora Marta Díaz, coordinadora del Comité de la AEP, encargado de realizar el protocolo, señala, precisamente, que la leche materna es más fácil de conservar que la leche artificial . De todas maneras, para que la leche materna se conserve en perfecto estado para que el bebé pueda consumirla en la escuela, el protocolo señala diversas recomendaciones, expuestas a continuación:

  • La leche materna puede conservarse a temperatura ambiente al menos 24 horas .
  • Si el plan es consumir la leche materna durante los ocho días siguientes, debe guardarse en la nevera, y a poder ser, no en la puerta del frigorífico.
  • De todas maneras, si la leche materna no se va a consumir el mismo día, se aconseja congelarla después de haberla enfriado, y hacerlo en recipientes de cristal.
  • La leche materna puede conservarse en buen estado unas dos semanas en congeladores situados dentro de la misma nevera, entre tres y cuatro meses cuando el congelador tiene puertas separadas, y seis meses en congeladores separados.
  • Para descongelar la leche materna, la mejor opción es sumergir el envase en agua caliente.
  • Una vez descongelada, la leche puede guardarse no más de 24 horas en la nevera, y nunca debe congelarse de nuevo.
  • Se desaconseja calentar el biberón en el microondas , ya que el proceso de calentamiento no es uniforme y el niño puede sufrir quemaduras en la boca.
  • Para transportar la leche materna a la guardería, se recomienda que cada toma vaya en un biberón diferente, y que todos se marquen con nombre, apellidos y fecha de consumo.
  • La leche materna debe transportarse en una nevera portátil, y una vez en la escuela, guardarse en el frigorífico.

Fuente: https://www.actasanitaria.com/

 

Comparte