• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Hoja de ruta para un viaje sin riesgos durante el embarazo

15/11/2012

¿Estás embarazada y planeas unas vacaciones? ¿Quizás debes viajar por trabajo? Adelante, puedes hacerlo. Sin embargo, consulta a tu médico si padeces algún problema que requiera atención especial. Ten siempre en cuenta tu comodidad y sigue estos consejos.
Para la mujer embarazada, el mejor momento para viajar es hacia la mitad de la gestación, es decir, entre las semanas 14 y 28. La mayoría de emergencias tienen lugar durante el primer y tercer trimestre del embarazo, y durante esas semanas aún podrás moverte con facilidad y las náuseas habrán cesado.

Si finalmente decides viajar, estos son algunos consejos generales que te resultarán útiles:

  • Hazte un examen médico prenatal antes del viaje.
  • Lleva contigo una copia de tu historial médico e información sobre tu seguro médico, en caso de que dispongas de uno.
  • Reserva tu viaje de manera que sea fácil cambiarlo ya que puede surgir algún contratiempo inesperado.
  • Usa calzado cómodo durante el viaje.
  • Come regularmente para aumentar tu energía e ingiere alimentos con fibra para evitar el estreñimiento, algo usual en los turistas.
  • Bebe más líquidos de lo que acostumbras.

La manera más rápida de llegar a tu destino casi siempre será la mejor. Al elegir un tipo de transporte, toma ciertas precauciones.

Si viajas en coche:

  • Trata de limitar el desplazamiento a un máximo de 5 o 6 horas por día.
  • Ponte siempre el cinturón de seguridad. Coloca la cinta inferior más abajo del hueso de la cadera y del vientre, y la del hombro entre los pechos. Asegúrate que está bien ajustada.
  • No desactives el airbag. Os protegerá, tanto a ti como al bebé, en caso de accidente.
  • Si conduces, inclina hacia arriba el volante de modo que quede alejado del vientre.
  • Haz paradas frecuentes en el camino para salir del coche, moverte y estirar las piernas. 

Si viajas en avión:

  • Si sufres algún problema de salud, evita los viajes en avión mientras estés embarazada.
  • Para las mujeres embarazadas sanas, los viajes en avión son casi siempre seguros.
  • Consulta siempre a las aerolíneas cuál es el límite de semanas de gestación antes de comprar el vuelo.
  • No te preocupes por la presión del aire. No obstante, si viajas con mucha frecuencia, consulta con tu médico hasta qué momento del embarazo es recomendable viajar para hacerlo sin riesgo. 
  • Puedes seguir estos consejos para que tu viaje te resulte más cómodo:
    • Es mejor reservar un asiento de pasillo para que puedas estirar las piernas durante un vuelo largo.
    • Antes de embarcar y en el vuelo, evita los alimentos que producen gases y las bebidas con gas. Te pueden producir molestias a causa de la presión del aire.
    • Lleva puesto el cinturón de seguridad en todo momento.

Si viajas en barco:

  • Si nunca antes has viajado en crucero, es mejor que no programes un viaje de este tipo mientras estés embarazada aunque no te sientas habitualmente mareada.
  • Pídele consejo a tu médico sobre algún medicamento que puedas llevar contigo para calmar el mareo en caso de necesidad.

En caso de viajar al extranjero, tu médico te aconsejará sobre cómo hacerlo sin riesgo alguno y te recomendará medidas específicas a seguir antes del viaje. El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España dispone de una web en la que puedes consultar recomendaciones de viaje por países.

Además, debes tomar precaución con respecto a los alimentos. Viajar a otro país significa exponerse a otro tipo de gérmenes. Estos organismos pueden enfermar gravemente a los viajeros. Ten en cuenta lo siguiente:

  • El agua más segura para beber es el agua de grifo hervida durante 1 minuto (o 3 minutos a altitudes a partir de 1.800 metros). El agua embotellada es más segura que el agua de grifo sin hervir, aunque no se puede garantizar que no contiene gérmenes que produzcan enfermedades.
  • No uses hielo de agua sin hervir en tus bebidas. No bebas de vasos que se hayan lavado en agua sin hervir.
  • Evita consumir frutas y verduras a menos que estén cocidas o que tu misma las hayas pelado.
  • No comas carne ni pescado crudos o que no estén bien cocidos.

En definitiva, no existe ningún motivo para posponer un viaje durante tu embarazo si no has tenido ninguna complicación durante tu gestación. Informa a tu médico sobre tus planes de viaje y estate atenta a las señales de tu cuerpo para mantenerte segura mientras estés fuera de casa.

Referencia bibliográfica

Viajes durante el embarazo. The American Congress of Obstetricians and Gynecologists, marzo de 2010 [acceso: 12 de noviembre de 2012]. 

Comparte