• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

¿Por qué los grupos cerrados hacen que los niños se sientan rechazados?

14/02/2019

Si tu hijo está recibiendo un trato que le hace sentirse triste, enfadado o acosado por los miembros de un grupo de compañeros, es importante que te lo explique a ti o a otro adulto. 

Muéstrate abierto y dale claves para que decida por sí mismo, se haga respetar y trate a los demás niños con respeto y amabilidad

No todos los grupos de amigos son grupos cerrados. Lo que hace que un grupo de amigos sea un grupo cerrado, o una pandilla, es que deja a algunos niños fuera de él de forma intencionada. Se trata de grupos "exclusivos" y "excluyentes", donde uno o dos niños populares suelen ser quienes controlan quién puede formar parte del grupo y quién queda excluido de él. 

A veces un niño se puede quedar fuera de una pandilla solo por su aspecto, por cómo actúa o porque viste de una forma diferente. Cuando un niño forma parte de una pandilla, suele copiar lo que hacen los demás, aunque sepa que no es lo correcto. 

Un niño puede parecer muy “enrollado” dentro de su pandilla, pero, en el fondo,  se puede sentir muy solo porque está actuando según las modas de su pandilla y sin poder ser él mismo en realidad. Además, el hecho de pertenecer a un grupo cerrado puede significar que tenga que perder parte de su libertad e, incluso, que tenga que actuar de una forma diferente y que le desagrada. 

A veces, los niños se acaban dando cuenta de que no quieren seguir perteneciendo a su pandilla. No quieren dejar de lado a otros niños que no pertenecen a ella ni herir sus sentimientos. También se dan cuenta de que echan de menos las amistades que tenían con niños que no pertenecen a su pandilla. 

¿Cómo puedes ayudar a tu hijo?

Si las "pandillas cerradas" están afectando negativamente a tu hijo: 

  • Anímale a hacer amigos. Dile que centre su atención en la búsqueda de otros amigos que no pertenezcan a pandillas. Esto significa estar abierto a relacionarse con niños muy diferentes.
  • Anímale a decir lo que piensa. Si tu hijo formar parte de un grupo cerrado, anímale a decir y hacer lo que piensa. Está bien que invite a otros amigos qie no forman parte de su pandilla a juntos.
  • Anímale a invitar amigos a casa. Si a tu hijo lo han excluido de una pandilla y quiere hacerse amigo de una persona que pertenece a esa pandilla, dile quue invite a esa persona a hacer algo con él. Le puede ayudar mucho el hecho de poder ver a su amigo sin la influencia de otros miembros de la pandilla. Que invites a ese niño a pasar el fin de semana en tu casa le puede ayudar a darse cuenta de lo absurdo que es no pasar más tiempo con tu hijo. De todos modos, ten en cuenta que, aunque se lo pasen de maravilla los dos juntos, el amigo de tu hijo podría volver a formar parte de su pandilla y volver a dejarlo de lado. Avisa a tu hijo de esta posibilidad.  
  • Insístele en que no se culpe a sí mismo. Algunos niños creen que son ellos quienes deberían cambiar, y eso está bien en algunos aspectos. Si tu hijo quiere aprender a sonreír más y a no ser tan cascarrabias; está muy bien que haga esos cambios, pero es muy importante que los haga por él, nunca por los demás. Si hay niños que son crueles con tu hijo porque creen que no encaja en su grupo, dile que decida por sí mismo en qué tipo de niño se quiere convertir. Dile también que no haga cosas que no le gustan solo porque se lo piden en su pandilla.  
  • Insístele en que aproveche cualquier lugar para hacer nuevas amistades. Los niños más populares, y con quienes todos quieren estar son amistosos y amables con todo el mundo. Dile a tu  hijo que haga todo lo posible por permitir que cualquier compañero se sienta con la libertad de hablar con él, y que aproveche todas las oportunidades para conocer, hablar y jugar con diferentes tipos de niños. 

Hay muchos niños que son capaces de tratar bien a todos los niños, independientemente de que pertenezcan o no a su círculo de amigos íntimos y sin tener que formar parte de una pandilla. Además, la mayoría de los grupos cerrados desaparecen hacia el final de secundaria, dando paso a la formación de grupos de amistad mucho más abiertos

 Acceso a la fuente de consulta: 

How Cliques Make Kids Feel Left Out. KidsHealth [Fecha de consulta: 28/12/2018]

 

 

Comparte