• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Forest schools: cuando la clase tiene lugar al aire libre

26/03/2015

La concentración de la población en las grandes ciudades y la aparición de nuevas opciones de ocio urbano, hacen que cada vez la distancia entre la infancia y el entorno natural más cercano sea más grande.

Pese a que esta afirmación suene contradictoria, muchos son los niños que el único contacto que tienen con la naturaleza son estancias puntuales organizadas como actividades educativas en la escuela o salidas familiares por cortos periodos de tiempo.

La montaña, el campo, la naturaleza… forman parte del ecosistema en el que vivimos y son imprescindibles para nuestros ciclos vitales. Por esta razón, cada vez existe una preocupación e interés más latente desde el entorno escolar, por promover la interacción del niño en dichos entornos, ámbitos que además favorecen su correcto desarrollo. 

Este es el caso de la línea educativa que se conoce como “Forest School”, que integra actividades pensadas para niños y adultos en el medio natural con el ánimo de conocer el entorno, llevar a cabo un aprendizaje vivencial, así como de habilidades sociales y competencias adecuadas para su correcto desarrollo personal.

Las Forest School son originarias de Estados Unidos, dónde en Wisconsin se conoce una experiencia ya en el año 1927. En Europa los países precursores de esta tendencia pedagógica, han sido los Países Nórdicos, dónde desde el año 1950 se llevan a cabo actividades escolares en el medio entorno más cercano como elemento inherente del programa educativo de las escuelas.

La orientación curricular de las actividades que se llevan a cabo es integral, trabajando en equipo las diferentes disciplinas y asignaturas que permiten la adquisición de conocimientos en el medio natural: biología, botánica, medioambiente, etc. El entorno permite trabajar el currículo explícito y el oculto, adquirir conocimientos, y sobre todo construir una personalidad con habilidades y actitudes cada vez más valoradas en nuestra sociedad: 

  • Desarrollo de la creatividad.
  • Mejoras en la capacidad de razonamiento, observación, atención y concentración.
  • Expresar sentimientos de cuidado, empatía y defensa del medio ambiente.
  • Etc.

La metodología de las “Forest School” es personalizable en función de la orientación pedagógica del centro educativo. Pese a ello, habitualmente la durada mínima que se contempla es la realización de un actividad semanal durante un periodo inicial de seis semanas. También se contempla ofrecer una formación previa a los docentes, con el ánimo de que estos puedan integrar como un elemento de su currículum las actividades en el medio ambiente.

Los beneficios de llevar a cabo tareas educativas diversas en el campo, en el bosque o incluso en la playa, van más allá del aprendizaje adquirido por el niño. Se han estudiado y se conocen las ventajas que la educación al aire libre comporta a nivel de la salud, en relación con el desarrollo del sistema immunológico, la incorporación de hábitos saludables relacionados con el ejercicio físico, el consumo de alimentos denominados de quilómetro 0, reducción de problemas de asma y alergias, etc.

Las “Forest School” o cualquier otra tendencia educativa que incluya el entorno natural como espacio educativo, está demostrado que inciden de forma favorable en el niño. Pese a que vivamos en un entorno urbano, somos seres vivos que formamos parte de un ecosistema más amplio, y que la interacción con el mismo nos resulta siempre beneficiosa. 

El síndrome o trastorno por déficit de naturaleza, término del cuál empiezan a hablar médicos y otros profesionales en contacto directo con la infancia, es traducido por los efectos que en el niño puede generar la falta de contacto con el entorno natural (obesidad, estrés, fatiga, etc.). Con esta reflexión, que es una breve introducción a la línea pedagógica que potencia la educación en el entorno natural, animamos a padres y docentes, a aproximar a los niños a este tipo de entornos que son el claro antagonismo del medio urbano.

Acceso a las fuentes consultadas: 

Forest School. Wikipedia. [Fecha de consulta: 21/03/2015]

A marvellous opportunity for children to learn. A participatory evaluation of Forest School in England and Wales. Forestry Comission. [Fecha de consulta: 21/03/2015]

Escuelas al aire libre. 20 minutos. [Fecha de consulta: 21/03/2015]

Los beneficios de la naturaleza para los niños. La Vanguardia.[Fecha de consulta: 21/03/2015]

Comparte