• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Enfermedad por arañazo de gato: qué es y cómo prevenirla

01/10/2015

La enfermedad por arañazo de gato se trata de una infección bacteriana que se contrae debido a un arañazo o mordedura de gato. Cursa con inflamación de los ganglios linfáticos, suele ser leve y suele remitir sin tratamiento.       

La enfermedad se diagnostica sobre todo en la población infantil, porque los niños son más proclives a jugar con los gatos y a recibir sus mordeduras y arañazos. Los gatos que todavía no han cumplido un año son más propensos a estar infectados por la bacteria que provoca esta enfermedad (Bartonella henselae), que se la trasmiten las pulgas.          

La enfermedad por arañazo de gato no se puede contagiar entre personas. Además, el hecho de haber contraído esta enfermedad suele hacer a la gente inmune a la misma durante el resto de su vida.                                                    

Signos y síntomas

Varios días después de haber recibido el arañazo o la mordedura de gato, se desarrolla una ampolla o bultito, que se puede confundir con la picadura de un bicho. Esta ampolla recibe el nombre de lesión de inoculación (una herida por donde la bacteria entra en el cuerpo), puede aparecer en brazos, manos, cabeza o cuero cabelludo y suele ser indolora.      

Durante las dos semanas que siguen a la recepción del arañazo o de la mordedura, uno o más ganglios linfáticos próximos al área de la lesión se inflaman y se vuelven sensibles o dolorosos. Los ganglios que se inflaman más a menudo son los de la axila y el cuello, aunque también se pueden inflamar los de la ingle. La piel que recubre los ganglios linfáticos inflamados se puede calentar y enrojecer y en algunas ocasiones puede segregar pus.                                            

La inflamación de los ganglios linfáticos es el síntoma principal de esta enfermedad, pero también pueden aparecer: fiebre (generalmente inferior a 38,3ºC), fatiga, pérdida del apetito, dolor de cabeza, erupciones, dolor de garganta y malestar general.    

Pueden ocurrir complicaciones atípicas de esta enfermedad, que suelen remitir sin dejar secuelas.                       

Prevención

Si enseñas a tu hijo a evitar los gatos callejeros o desconocidos, podrás reducir su exposición a las bacterias que desencadenan la enfermedad por arañazo de gato. También debería lavarse las manos después de acariciar o de jugar con el gato de la familia. Si evitas que en tu casa haya pulgas, reducirás considerablemente las probabilidades de que tu mascota os trasmita la enfermedad.   

Tratamiento

La mayoría de los casos de enfermedad por arañazo de gato remiten sin tratamiento. En contadas ocasiones, un ganglio linfático inflamado aumenta tanto de tamaño y resulta tan doloroso que es posible que el pediatra recomiende extraer el líquido que contiene con una jeringuilla. A veces, se han de utilizar antibióticos, que se deben tomar durante el ciclo completo de tratamiento.            

Los niños afectados por una enfermedad por arañazo de gato no se deben aislar del resto de la familia; tampoco es necesario que descansen en cama. Para aliviar la inflamación de los ganglios linfáticos, prueba a utilizar compresas o paños húmedos y calientes y/o adminístrale analgésicos de venta sin receta médica, como el paracetamol o el ibuprofeno.                                        

Cuándo llamar al pediatra 

Llama al pediatra siempre que tu hijo presente ganglios linfáticos inflamados y/o doloridos en cualquier parte del cuerpo. Llámalo también cuando reciba una mordedura o arañazo de gato que no parece curarse, se forme un área de color rojo alrededor de la herida que se vaya expandiendo durante varios días o el niño desarrolle fiebre de varios días de duración tras la mordedura o arañazo.                   

Si a tu hijo ya le han diagnosticado una enfermedad por arañazo de gato, llama al pediatra si tiene fiebre alta, mucho dolor en un ganglio linfático en concreto, parece muy enfermo o desarrolla otros síntomas.

Acceso a la fuente de consulta:

Enfermedad por arañazo de gato. KidsHealth. [Fecha de consulta: 02/10/2015] 

Comparte