• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Duplicación del pulgar en bebés

12/11/2018

Los bebés con duplicación del pulgar (o polidactilia del pulgar) nacen con un pulgar adicional en una o ambas manos. La mayoría de los bebés con esta afección se tienen que operar pero, cuando se recuperan de la operación, pueden hacer todo lo que suele hacer cualquier niño. 

En la duplicación del pulgar, los dos pulgares de la misma mano pueden estar fusionados entre sí o unidos por una membrana. El pulgar adicional, más que duplicarse, es como si se bifurcara o se partiera en dos. Cuando la duplicación del pulgar solo afecta a una mano, los dos pulgares suelen ser más pequeños y estar menos desarrollados que el pulgar de la mano no afectada. 

La duplicación del pulgar ocurre antes de que nazca el bebé. Cuando las manos del bebé se empiezan a desarrollar, tienen forma de manoplas y luego se dividen en dedos. Una división de más puede tener como consecuencia una duplicación del pulgar. Se desconoce la causa de que ocurra esto, pero no se debe a nada que la madre haya hecho o haya dejado de hacer durante el embarazo. 

Cualquier bebé puede nacer con una duplicación del pulgar. A veces, esta afección se da por familias. La mayoría de los bebés con esta afección no tienen otros problemas de salud. Pero, a veces, la duplicación del pulgar forma parte de un síndrome de origen genético. 

¿Cómo se diagnostica y cómo se trata la duplicación del pulgar?

Una ecografía prenatal puede mostrar esta afección. De no verse en la ecografía, los médicos la diagnosticarán en cuanto nazca el bebé. 

Las radiografías de los huesos de los pulgares ayudan al cirujano a decidirse por el mejor tipo de tratamiento a seguir. 

La mayoría de los bebés con una duplicación del pulgar se tienen que operar. En la operación, se extrae el pulgar de más y, en caso necesario, se reconstruye el pulgar que queda. Por lo general, la mano se escayola durante unas cuantas semanas después de la operación.

Cuando el niño necesita ayuda para aprender a usar el pulgar, la terapia ocupacional y hacer ejercicios en casa pueden ser muy útiles.

Cuando  ya se hayan recuperado de la operación, los niños podrán hacer todo lo que normalmente hacen los niños. Mientras estén aprendiendo a utilizar bien las manos, será fundamental el apoyo procedente de  sus padres 

Acceso a la fuente de consulta:  
Duplicación del pulgar. Kidshealth. [Fecha de consulta: 29/10/2018]

 

Comparte