• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Dolor de pecho en niños: qué lo causa y cuándo acudir al pediatra

21/09/2016

¿Qué es el dolor torácico o dolor de pecho?

El dolor torácico es aquel localizado en la parte anterior del tórax. Es un motivo de consulta muy frecuente en la edad pediátrica, sobre todo durante la adolescencia.

¿Cuáles son sus causas?

Existen múltiples causas de dolor torácico. Puede estar producido por enfermedades que afecten a la pared del tórax o a cualquiera de los órganos que contiene.

Los tipos más frecuentes son el idiopático y el musculoesquelético. Ambas causas son banales y suponen, en conjunto, entre el 75 y 90% de los casos de dolor torácico en niños. En ambos casos el dolor empeora con el ejercicio físico y mejora con el reposo y los analgésicos (ibuprofeno o paracetamol).

Idiopático es aquel dolor del que no se encuentra ninguna causa. Suele ser un dolor ligero o moderado, localizado en la parte izquierda del  pecho, que el paciente refiere como pinchazos, intermitente y que puede durar entre cuatro y seis semanas. 

El dolor musculoesquelético es aquél originado en los músculos, huesos o articulaciones del pecho, por lo que su localización suele ser variable. Puede deberse a un traumatismo, tensión muscular, tos, dificultad respiratoria o ejercicio físico intenso. 

A pesar de esta benignidad, es frecuente que genere angustia en el niño y su familia, absentismo escolar y restricción de la actividad física hasta ser valorado por un médico.

A diferencia de los adultos, el dolor de causa cardiaca es muy poco frecuente en niños. La causa más frecuente de dolor torácico de origen cardiaco en niños es la pericarditis aguda. Se trata de una enfermedad inflamatoria de la membrana que envuelve el corazón cuya causa más frecuente son las infecciones víricas. Habitualmente no reviste gravedad y cura sin complicaciones ni secuelas. 

¿Cuándo consultar en un servicio de urgencias? 

  • Si el dolor es intenso. 
  • Si presenta fiebre, malestar general, dificultad para respirar o palpitaciones.
  • Si tras el inicio del dolor se queja de mareo o pierde la conciencia.
  • Si tiene alguna enfermedad del corazón conocida.
  • Si en la familia hay antecedentes de enfermedades del corazón o muerte súbita en personas jóvenes (menores de 40 años).

Comparte