• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

La dieta del padre antes del embarazo influye en la salud del futuro hijo

16/01/2014

Existe suficiente literatura científica que evidencia los beneficios de seguir una buena alimentación para las mujeres que buscan quedarse embarazadas, por su salud y también para la de su futuro hijo. 

Sin embargo, muy pocas referencias se tenían sobre cómo la dieta del padre podía influir en el embarazo. Recientemente, un estudio certifica que los hábitos de alimentación y de salud del padre tiene también una relación directa con el buen progreso del embarazo y la salud del futuro hijo. 

Según una investigación, publicada en la revista especializada Nature Communications, una dieta rica en vitamina B9 (o ácido fólico), complementada con otros alimentos que permitan metabolizarla correctamente, puede llegar a ser tan importante en el padre como en la madre. Pero el documento va más allá y asegura que, en el momento de concebir el hijo, los padres deben cuidar su estilo de vida tanto como las madres.

En el examen, llevado a cabo con ratones, los especialistas comprobaron que una dieta carente de ácido fólico en los progenitores daba como resultado descendientes con más problemas de varios tipos en el momento del nacimiento, como deformaciones o problemas en los huesos. El riesgo se incrementaba un 30 % en relación a los casos en que la dieta era la correcta. Las causas científicas, probablemente, se encuentren en el epigenoma de los espermatozoides, un tipo de memoria en la cual influye la dieta y el estilo de vida de la persona.

El ácido fólico se encuentra en una gran variedad de alimentos, como por ejemplo en algunas verduras de hoja verde, en cereales, en frutas y en carnes. Pero no sólo es importante ingerirlo en cantidades importantes. Al mismo tiempo, es necesario evitar ciertos componentes más nocivos en la alimentación. Las conclusiones señalaban que la comida con alto contenido graso, las dietas basadas en comida rápida o la obesidad impedían metabolizar correctamente la vitamina B9, con lo cual la carencia de este elemento no se soluciona.

Los científicos concluyeron, por tanto, que el estilo de vida del padre puede tener una influencia directa en la salud del bebé. Ello también es aplicable si se tienen otros hábitos tóxicos, como fumar o beber. Los investigadores llevaran a cabo una segunda fase del estudio, en la cual tomaran en cuenta las posibles relaciones entre la dieta paterna, el exceso de peso y la repercusión futura que ambas tienen en la salud de los hijos.

Referencia bibliográfica: 

Low paternal dietary folate alters the mouse sperm epigenome and is associated with negative pregnancy outcomes. Nature Communications

Comparte