Deshidratación en niños: cómo prevenirla y reconocerla

13/06/2023

Los niños, junto con los ancianos, son un de los principales grupos de riesgo para padecer deshidratación. Por su edad, padecen con mayor frecuencia infecciones que desencadenan fiebre y síntomas gastrointestinales, tales como vómitos o diarrea, que producen una pérdida de agua corporal. Y no sólo en caso de gastroenteritis, sino también en otras infecciones, tales como las respiratorias (catarros, sinusitis, neumonías, bronquits) o las infecciones urinarias.

En los casos de niños de menor edad, tienen un acceso restringido a los líquidos, pues no son autónomos para ir a beber y dependen de que sus cuidadores les ofrezcan líquidos en situaciones de mayor perdida, tales como la enfermedad o el calor ambiental. Por ello, dentro de de la población infantil, el grupo de mayor riesgo por edad son los recién nacidos y los lactantes. 

¿Cuáles son los principales signos que pueden hacernos pensar en una deshidratación?

Los signos más importantes, y ante los cuales SIEMPRE debe consultar con el pediatra son:

  • Sed importante.
  • Ojos hundidos o boca y lengua secas.
  • Pérdida de peso(sobretodo en menores de 1 año).
  • Ausencia de lágrimas al llorar.
  • Convulsiones, irritabilidad o mucho menos activo de lo habitual.
  • Menor cantidad de orina.

¿Cómo evitar la deshidratación?

La deshidratación se puede evitar reponiendo las pérdidas de agua y sales minerales que está sufriendo el niño.

Si se trata de un lactante pequeño que está recibiendo lactancia materna, puedes seguir ofreciéndole el pecho, pero con más frecuencia.

A cualquier edad, si los vómitos o deposiciones son importantes, entre tomas deberás ofrecerle agua a voluntad y las soluciones de rehidratación oral en las cantidades que te indicará el pediatra.

¿Qué son las soluciones de rehidratación oral?

Se trata de un producto farmacéutico compuesto de sales minerales, agua y glucosa de fácil preparación, seguro, eficaz y económico,destinado a corregir y prevenir la deshidratación.

En la actualidad existen algunas preparaciones que incorporan probióticos, sustancias que ayudan a repoblar la flora intestinal y con ello contribuyen a disminuir los síntomas y la duración de la diarrea. 

La administración de soluciones de rehidratación oral evita tener que ponerle en muchas ocasiones una perfusión con suero intravenoso a tu hijo.

Servei d'Urgències Pediàtriques de l'Hospital Sant Joan de Déu

Servicio de Urgencias Pediátricas

Servicio de atención urgente a niños y adolescentes