• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Desconfinamiento y visitas a los abuelos: consejos a tener en cuenta

18/06/2020

Niños y adultos hemos vivido y aún estamos viviendo la situación excepcional generada por la crisis sanitaria de la COVID-19. Han sido muchas semanas/meses de confinamiento, de autoprotección y protección de la población más vulnerable como son los más mayores: los abuelos. Ha sido necesario tomar las medidas necesarias y explicarlo a nuestros hijos e hijas de la mejor manera posible, adaptando el discurso a su edad y capacidad para que entiendan las circunstancias y los motivos de todas las acciones llevadas a cabo.

Seguro que esto no ha sido fácil para algunos niños y niñas y quizás han tenido dudas, miedo, enfado, pero el confinamiento no daba muchas opciones: no se podía salir de casa.

Una norma tan clara y generalizada como ha sido el confinamiento es más fácil de entender y de incorporar para todos, que las excepciones, incertidumbres y los cambios de normativa.

¿Cómo puedo preparar a mi hijo o hija para ir a ver a su abuelo o abuela?

Ya llevamos varias semanas con el desconfinamiento de los niños y niñas, lo que ha permitido que, de forma gradual, hayan tenido tiempo para ir aprendiendo como salir a la calle incorporando nuevos hábitos como son el llevar mascarillas, mantener las distancias y limpiarse a menudo las manos. Cambiar hábitos no es fácil para nadie, pero la mayoría de niños y niñas, presentan buenas habilidades adaptativas, y aprenden rápido a aceptar las nuevas normas cuando éstas les son explicadas:

  • De forma clara y simple, adaptándose al nivel de comprensión del niño o de la niña. Los dibujos o vídeos pueden ayudar.
  • Cuando son transmitidas con tranquilidad y coherencia por parte de los referentes.
  • Cuando pueden ver que los adultos y sus iguales hacen lo mismo que ellos.
  • Cuando pueden compartir con los padres o referentes sus dudas y preocupaciones. 

El reencuentro con los abuelos seguro que será una experiencia que será vivida con gran expectativa después de tantos meses sin poderlos ver, jugar, abrazar o besar personalmente. Sin embargo, hacerlo en un contexto de alarma, es una circunstancia anómala, por lo tanto, es esperable que genere ambivalencia e incluso, en algunos casos, preocupación inicial, inquietud o miedo de hacer algo que no esté bien o que pueda generar malestar al abuelo o abuela.

Durante muchas semanas han sentido y escuchado que muchos abuelos habían ingresado en el hospital muy enfermos o que nos habían dejado. Es en momentos como estos cuando los niños y niñas más necesitan los padres para poderse regular tanto en la conducta como en sus emociones; saber qué les pasa y, sobre todo, como pueden sentirse mejor.

Seguro que el reencuentro con los abuelos no será para todos igual dadas las circunstancias particulares de cada familia, niño/niña y/o abuelos. Sea como sea, es necesario que los padres o cuidadores preparen al niño o niña sobre lo que puede o no puede hacer durante el reencuentro con sus abuelos para evitar emociones de dudas e incertidumbres. Algunas de las estrategias que pueden ayudar son: 

  • Pensar en hacer el reencuentro en un contexto familiar y tranquilo al aire libre.
  • Anticipar al niño o niña que se verán y qué harán con los abuelos. Llamarles antes y hablar con ellos sobre la actividad, ayuda a ajustar expectativas. Si se prepara una vídeollamada, se puede aprovechar para enseñar las mascarillas que se pondrán e, incluso, ponérsela para que se familiaricen y no sea tan impactante cuando se encuentren por primera vez.
  • El lenguaje sencillo, claro y, el uso del humor, ayuda a gestionar situaciones incómodas por anómalas que sean. Los niños y niñas necesitan de la regulación de los adultos para gestionar mejor situaciones novedosas.
  • Puede ayudar en el reencuentro que el niño o niña haya preparado algún dibujo o lleve de casa algo que quiera compartir con sus abuelos.
  • Dar oportunidad para que el niño o la niña pueda expresar en forma de pregunta o de otras maneras, posibles inquietudes, miedos... hay que responder a todas ellas de forma sencilla, clara y ajustada al nivel de comprensión del niño y la niña. Hay que acoger cualquier emoción negativa que pueda tener y devolverla en una forma de mensaje y conducta tranquilizadora.

¿Qué hago si mi hijo o hija tiene miedo de ver a sus abuelos?

Como hemos comentado antes, aquellos niños con altos niveles de preocupación habrá que transmitirles gran cantidad de seguridad para evitar que el miedo se instale y les impida o dificulte la recuperación de las conductas y acciones más normalizadas (manteniendo medidas de prevención).

La habituación, la repetición, y el humor son estrategias que ayudan a normalizar las situaciones.

De forma diferente, aquellos niños con dificultades para cumplir con las medidas de prevención se les deberá explicar también de forma clara, sencilla e insistente, la importancia del cumplimiento de las medidas (de higiene de manos, etc.) para adaptarse a la situación actual.

En todos los casos, cuando hablamos de nietos, padres e hijos tendremos que recuperar la confianza del afecto físico y el abrazo en función de las exposiciones de interacciones sociales de cada uno de nosotros y el cumplimiento de las medidas de prevención que las autoridades sanitarias nos vayan indicando.

El tiempo de confinamiento de nietos, padres y abuelos así como el cumplimiento de las medidas de prevención de la COVID-19 deben permitir un mayor confort a la hora de reencontrarnos con los abuelos y las personas queridas.

Debemos poder explicar a nuestros hijos la mejora de la situación y transmitir la seguridad y confianza necesaria para adaptarnos a la mejora y recuperando las visitas, la proximidad y el afecto físico hacia los familiares queridos que, para protegerlos, hemos tenido que alejarnos físicamente durante estos meses.

Comparte