• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

El desarrollo de tu hijo: nueve meses

10/08/2018
Los niños de nueve meses tienen una nueva comprensión del mundo que les rodea y se relacionan con su entorno de una forma muy activa. Habla siempre con el médico de tu hijo si hay algo que te preocupa sobre su desarrollo.
 
Los médicos se basan en los hitos evolutivos para saber si un bebé se está desarrollando según lo que cabe esperar. Hay una gran variabilidad en lo que se considera normal. Por eso, hay bebés que adquieren habilidades antes, y otros que lo hacen después. Los bebés prematuros alcanzan los hitos evolutivos más tarde.
 
Los bebés de esta edad aprenden que no poder ver a mamá o a papá en un momento determinado no significa que no existan. Por eso, ahora tu bebé puede empezar a echarte de menos cuando no estés a su lado. Esto puede llevar a la ansiedad de separación, la tristeza o angustia que experimenta tu bebé cuando tú o su otro progenitor se alejan de él. Aunque pueda parecer negativo, se trata de algo muy bueno, porque marca un importante avance en su forma de pensar. Consuela y tranquiliza a tu hijo para ayudarle a sentirse querido y seguro.  
 
He aquí algunas de las cosas que puede estar haciendo tu hijo:

Habilidades comunicativas y lingüísticas

  • Comunica que "no" cerrando la boca o apartándose cuando acaba de comer.
  • Entiende la palabra "no".
  • Dice "mamá" y "papá" (pero no solo a sus padres).
  • Dice adiós con la mano y también con la voz.
  • Empieza a señalar objetos. 

Movimiento y desarrollo físico

  • Se sienta sin apoyarse en un respaldo, se incorpora hasta ponerse de pie, y camina apoyándose en los muebles.
  • Empieza a agarrar trozos pequeños de alimento.
  • Puede sostener un objeto con cada mano al mismo tiempo. 

Desarrollo social y emocional

  • Puede tener miedo a los desconocidos.
  • Echa de menos a sus cuidadores cuando se van.
  • Busca la seguridad de sus cuidadores (un bebé que está empezando a gatear, por ejemplo, volverá a menudo junto a su mamá o a su papá).
  • Establece relaciones de apego con "objetos de transición" en busca de seguridad, como su peluche o su sábana favoritos. 

Habilidades cognitivas (pensar y aprender)

  • Entiende la "permanencia de objeto", por eso, buscará un juguete que le hayan escondido debajo de una sábana.
  • Disfruta de los juegos interactivos, como "cu-cu-tras" y "cinco lobitos".
  • Mira las páginas de un libro mientras tú se lo lees.
  • Golpea objetos contra el suelo o la mesa para crear sonidos.  
Cada bebé se desarrolla a su propio ritmo pero, si hay algo que te preocupa, por pequeño que sea, compártelo con el médico de tu hijo. Infórmale también si tu bebé:
  • No reacciona cuando sales de la habitación donde está él.
  • Es incapaz de darse la vuelta para ponerse boca abajo.
  • No ha perdido los reflejos primitivos propios de los recién nacidos, como el de Moro (o de sobresalto).
Si percibes que tu bebé ha perdido habilidades que antes tenía o da muestras de debilidad en un lado del cuerpo, informa a su médico.
 
Acceso a la fuente de consulta:
Your Child's Development: 9 Months. KidsHealth. [Fecha de consulta: 20/06/2018]

Comparte