• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

El desarrollo de tu hijo cuando tiene entre 3 y 5 días

08/08/2018
Aunque solo tenga unos pocos días de vida, tu bebé ya puede interactuar de algunas formas. Habla siempre con el médico de tu hijo si hay algo que te preocupa sobre su desarrollo.
 
Los médicos se basan en los hitos evolutivos para saber si un bebé se está desarrollando según lo que cabe esperar. Hay una gran variabilidad en lo que se considera normal. Por lo tanto, hay bebés que adquieren habilidades antes y otros que lo hacen después. Los bebés prematuros alcanzan los hitos evolutivos más tarde. 
 
Cuando tu hijo esté alerta, lo más probable es que se concentre en tu cara o en la del otro progenitor. Los bebés se sienten especialmente atraídos por las  voces de alta frecuencia (o agudas), de modo que déjate llevar por esas ganas de utilizar el "habla infantil". Ya estás introduciendo a tu bebé en el lenguaje y tu bebé disfrutará escuchándote.
 
He aquí lo que tu recién nacido puede estar haciendo en sus primeros días de vida: 

Habilidades comunicativas y lingüísticas

  • Gira la cabeza hacia tu voz, la de su otro progenitor u otros sonidos.
  • Llora para comunicar una necesidad (que lo llevéis en brazos o que lo alimentéis, que le cambiéis  el pañal o que le ayudéis a conciliar el sueño).
  • Deja de llorar cuando se satisface esa necesidad.

Movimiento y desarrollo físico

  • Se mueve en respuesta a imágenes o sonidos.
  • Reflejo de búsqueda: gira la cabeza en busca del pecho o del biberón y succiona cuando se le introduce un pezón o una tetina en la boca.
  • Reflejo de Moro (respuesta de sobresalto): cuando se asusta, abre brazos y piernas y luego los recoge sobre su cuerpo.
  • Reflejo tónico del cuello (posición de esgrima): cuando se le gira la cabeza hacia un lado, estira el brazo de ese lado mientras flexiona el brazo opuesto.
  • Reflejo de prensión: agarra un dedo cuando se le pone en la palma de la mano; curva los dedos de los pies hacia dentro cuando le tocan la planta del pie.

Desarrollo social y emocional

  • Se tranquiliza ante la voz o el tacto tuyo o del otro progenitor. 
  • Se calma a sí mismo cuando está alterado. 
  • Tiene períodos de alerta.

Habilidades cognitivas (pensar y aprender)

  • Mira y sigue las caras cuando está tranquilo y alerta.
  • Mira breve pero fijamente objetos de colores vivos colocados delante de su cara.
Cada niño se desarrolla a su propio ritmo, pero si hay algo que te preocupa, informa al médico de tu hijo. Infórmale también si tu hijo:
  • No succiona bien del pecho o del biberón.
  • Tiene un brazo o una pierna que parece más débil que el otro.
  • Es extremadamente irritable y difícil de tranquilizar.
Acceso a la fuente de consulta: 
Your Child’s Development: 3-5 Days. KidsHealth. [Fecha de consulta: 15/07/2018]

Comparte