• El portal de la salud para las familias
  • El Observatorio de la salud de la infancia y la adolescencia
  • Más de 1000 consejos de salud para tus hijos
  • La guía de la salud y el bienestar para tus hijos

Daltonismo en niños: cómo detectarlo y cómo actuar

03/09/2019

Entre las anomalías de la visión cromática las más destacadas son las deficiencias congénitas del color, que son irreversibles y no progresivas. El daltonismo es un tipo de discromatopsia congénita que se caracteriza por la incapacidad de percibir uno o dos colores, habitualmente el rojo y el verde.

Es una alteración genética producida por una mutación cromosómica recesiva y de herencia ligada al cromosoma X, por lo que la enfermedad afecta más al sexo masculino.

¿Es posible detectar a tiempo el daltonismo en niños?

Los niños, como bien sabemos, no suelen manifestar abiertamente los síntomas de una enfermedad, entre ellas las de tipo visual. O, si lo hacen, no saben exactamente de que se trata de síntomas. Por ello, es fundamental que como padre o madre estemos atentos a todas las señalas que puedan sugerir la aparición de una enfermedad visual.

Si bien el daltonismo es una enfermedad compleja, no es necesariamente grave; la detección precoz de la misma a través de diferentes pruebas resulta fundamental para iniciar un tratamiento oportuno, sobre todo si se trata de niños de edades tempranas que empiezan a conocer el mundo y no ven cómo deberían.

Claves para detectar el daltonismo en niños

El niño aprende los colores hacia los tres años de edad y los daltónicos pueden tener problemas en la escuela cuando el método de aprendizaje se basa en los colores (etapa preescolar, determinadas asignaturas) pero, en general, tienen un rendimiento similar al de los niños con visión normal. La edad adecuada para detectarlo es hacia los cuatro años o antes con test adecuados.

Saber si los niños sufren daltonismo o no es crucial para su proceso de aprendizaje y formación, ya que en caso de que el diagnóstico sea positivo, el objetivo debe centrarse en hacerle más llevadera esta situación. Ahora bien, ¿cómo saberlo? ¿De qué manera podemos anticiparnos y realizar un diagnóstico de uno de estos trastornos?

A continuación compartimos algunas maneras de detectar un posible caso de daltonismo en niños:

• Realizar pruebas en casa para tener claro que los niños distinguen los tonos de los colores con normalidad. Si son muy pequeños, este tipo de tests irán de la mano de su habilidad para memorizar y retener elementos del aprendizaje.
 
• Si los niños ya conocen el nombre de los colores, las pruebas pueden reducirse a elaborar dibujos con peticiones específicas o participar en juegos en los que se les pida distinguir los tonos de forma amena y didáctica. Nunca se les debe presionar, ya que esto puede provocarles un bloqueo y dar por hecho que no pueden distinguir los colores, aunque probablemente sí lo hagan.
 
• Otra forma de detectar señales de un posible caso de daltonismo en niños, consiste simplemente en ver cuáles son los colores que utiliza en cada caso para retratar en sus dibujos o deberes los objetos de la realidad. Por ejemplo, si ves que tu hijo se empeña en hacer los caballos verdes o los perros rojos, probablemente haya un problema.
 
• Acudir al oftalmólogo para que le practiquen pruebas como la del test de Isihara, un método fácil y rápido que consiste en identificar números ocultos y pintados en colores diferentes a los de los círculos que los contienen. Eso sí, es imprescindible que los niños reconozcan los números. También se les puede someter al test de Farnsworth, que detecta los diferentes tipos de ceguera hacia los colores entre quince grupos cromáticos diferentes.
 
 
Ejemplo de un test de Ishihara. El número "74" es claramente visible para los individuos con visión normal. Las personas con discromatopsia o tricromacia leen "21", mientras que aquellos con acromatopsia no leen nada.

El daltonismo hereditario

El daltonismo es un problema oftalmológico genético con un origen hereditario. De hecho, las personas daltónicas no distinguen bien los colores para una alteración de los genes encargados de producir los pigmentos de los conos de los ojos. Este defecto es hereditario y afecta a un gen recesivo ligado al cromosoma X.

Normalmente, los hombres son más propensos a ser daltónicos, ya que todos los hombres que hereden un cromosoma X sufrirán este trastorno de la visión. Para que una mujer sea daltónica, sus dos cromosomas X deben presentar ese gen. Por lo tanto, hay un 1,5% de probabilidad de que un hombre sea daltónico y tan sólo un 0,5% que lo sea una mujer.

Tramiento del daltonismo

El daltonismo congénito (hereditario) no tiene tratamiento y normalmente no causa una discapacidad incapacitante y apreciable. Actualmente se están desarrollando y probando unas gafas que corrigen la visión en determinados casos de daltonismo.

El oftalmólogo sí puede tratar las formas adquiridas de daltonismo (cuando éste está causado por una enfermedad que afecta a la retina o el nervio óptico o por la toma de algún medicamento).

Cómo actuar si nuestro hijo/a padece daltonismo

El daltonismo no es una discapacidad que afecta la calidad de vida del niño, es más, los daltónicos pueden llevar una vida completamente normal. De todos modos, sí hay que tener en cuenta que es daltónico en tres ámbitos:

1. Es importante informar a los profesores de esta condición ya que muchos materiales del aprendizaje para los más pequeños son de colores y habría que hacer una adaptación curricular.

2. Asesorar a nuestro hijo a la edad de la adolescencia por la combinación de colores en su vestimenta. 

3. Intentar orientarlos bien en su futuro profesional ya que hay algunas profesiones en las que vas a tener una buena visión de color necesaria, como por ejemplo: mecánicos y conductores de tren, transporte público, pilotos y mecánicos de avión, marineros y mercantes entre otros.

Curiosamente los daltónicos no suelen tener accidentes de tráfico para confundir el semáforo. El niño daltónico aprende a llamar rojo a este tono terroso que ven sus ojos y verde a otro tono pardo similar, de modo que si se le enseña un objeto o luz rojos seguramente conteste que es rojo, aunque no lo vea igual que los otros. El problema de los daltónicos viene cuando son objetos con colores mezclados o gamas intermedias. Entonces sí que confunden completamente los dos tonos.

Como en el semáforo se proyecta aisladamente cada color (además de tener un orden habitual de arriba a abajo), no suele haber confusión. En cambio, si es un tablero lleno de botones con lucecitas sí se desorienta, razón por la que hay puestos de trabajo vetados por discromatópsicos.

Acceso a las fuentes de consulta:

Daltonismo. Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria SEPEA [Fecha de consulta: 03/09/2019]

Daltonismo en niños, ¿cómo se detecta? Clínica Baviera [Fecha de consulta: 03/09/2019]

¿Cómo afecta el daltonismo a mi hijo? ICO Barcelona [Fecha de consulta: 03/09/2019]

Comparte